Por: Johan Umaña V. 5 mayo, 2015
Además de MVP, Stephen Curry fue el mejor según las estadísticas llamadas analíticas (analytics, en inglés): según ESPN fue el jugador que mas contibuyó al diferencial de su equipo, con una media de +8,87 por cada 100 posesiones. | AP
Además de MVP, Stephen Curry fue el mejor según las estadísticas llamadas analíticas (analytics, en inglés): según ESPN fue el jugador que mas contibuyó al diferencial de su equipo, con una media de +8,87 por cada 100 posesiones. | AP

Stephen Curry avanzó más allá de la tercera dimensión para convertirse en un jugador más integral y cargar con los Warriors de Golden State hasta el escaño más alto de la temporada regular de la NBA. De paso, recibió los aplausos de una liga que ayer le confirmó como su Jugador Más Valioso (MVP).

A sus 27 años, el premio le llega a Curry sin sorpresas –desde antes del Juego de Estrellas era el candidato número uno– pero no deja de ser sui generis : ¡un triplero es considerado como el jugador más dominante de la actualidad en el planeta básquet!

Lo logró a punta de trabajo para dejar atrás sus carencias y mejorar en todo departamento.

A su candente ofensiva y capacidad desde atrás de la línea de tres puntos, Stephen le adjuntó una mayor variedad de ataque, un mejor dribleo, una gran capacidad para servir a sus compañeros y, especialmente, una mejor defensa.

En otras palabras: dejó de ser un buen jugador para ser un jugador excelente, y consistente.

El mejor del mejor. Dos estadísticas convencieron a los 130 votantes (periodistas) de que Curry merece que hoy se le entregue el trofeo Larry O'Brien al MVP.

Primero, lo colectivo: los Warriors fueron el mejor equipo de la campaña, con un crecimiento de 51 a 67 triunfos de un año a otro. Líderes absolutos en puntos anotados (110 en promedio por partido) y en diferencial (+10,1).

Segundo, lo individual: a la excelencia ofensiva le sumó entrega defensiva. Al ataque tuvo números gigantes como su récord histórico de 286 triples en una temporada y promedios de 23,8 puntos por juego (sexto en la NBA) y 7,7 asistencias (también sexto). Al otro costado, dejó atrás lo poroso de su defensa: 2,04 robos por encuentro (cuarto en la liga) –un máximo en su carrera de seis temporadas– lo atestigüan.

Golden State anotó 920 puntos más que sus rivales con Curry en la cancha, el máximo diferencial en toda la liga según NBA.com.

Por eso, el base de los Warriors recibió 100 votos de primer lugar, 26 de segundo, tres de tercero y uno de quinto. Acumuló 1.198 puntos, 936 más que James Haden (Rockets) y 552 más que LeBron James (Cavaliers). Se usó información de agencias y NBA.com

infografia