Después de dos amargos descensos, Yeltsin aspira a sacar lo mejor de su sobrenombre "el pulseador" para levantarse y ganar un nuevo trofeo

Por: José Pablo Alfaro Rojas 20 mayo, 2016
A todo pulmón, Yeltsin Tejeda despeja la pelota ante la mirada de los charrúas Diego Godín y el
A todo pulmón, Yeltsin Tejeda despeja la pelota ante la mirada de los charrúas Diego Godín y el "Cebolla" Rodríguez.

La travesía de Yeltsin Tejeda en Europa no ha sido fácil. Dos descensos en dos temporadas con el Evian le hieren el ego hasta al más pintado de los futbolistas.

Y más aún cuando la carrera viene precedida por un título en Saprissa y la mejor participación de Costa Rica en un Mundial Mayor.

Yeltsin ha hecho uso de su mote "el pulseador", ahora más que nunca.

Hay que pulsearla para no caer en un bache mental y cambiar el cassette para dejar de lado el trago amargo y aspirar a un nuevo reto: ganar la Copa América.

"Estaba en Saprissa, un equipo en el que uno se acostumbra a los títulos. Por eso ha sido más difícil pero algo me queda. Me ha hecho fuerte, he ganado experiencia y ahora quiero demostrar lo que puedo dar acá", afirmó Tejeda.

También ha sufrido con las lesiones, que le impidieron jugar todos los partidos de esta eliminatoria.

En su regreso entiende que Rándall Azofeifa y Esteban Granados ganaron terreno en su ausencia y ahora tiene que redoblar fuerzas para volver al once.

La buena noticia es que viene con ritmo: jugó 26 partidos con el Evian en esta campaña, pese a que al final no logró que su equipo se mantuviera en Segunda.

"Quiero demostrar que puedo competir y estar en la Selección. Quiero estar aquí y veo al grupo más fuerte que nunca", reconoció Tejeda.

La Copa América le devolverá la ilusión de ganar y de paso servirá como vitrina para buscar un nuevo club en Europa.

Bryan Ruiz entiende lo que está viviendo Yeltsin. En el Fullham inglés no descendió directamente porque salió a préstamo al PSV, sin embargo, recuerda el pesado ambiente que se vivía cuando tuvo que regresar al club para jugar en Segunda.

El capitán siente que Yeltsin debe mirar este torneo como un trampolín para lograr un salto a un nuevo club.

"Un descenso no es fácil vivirlo, pero el tiene que aprovechar esta oportunidad que se ha ganado por todo lo que ha hecho en la Sele para hacer un buen torneo y de paso esto le ayudará a buscar un nuevo club, que creo se lo merece", agregó Ruiz.

Por el momento, el futuro del recuperador está en vilo. Ahora se concentra en acortar las distancias y volver al once de la Mayor.

El pulseador no bajará los brazos.