El volante ha trabajado horas extra en su club para mejorar en la generación de juego y en la conducción de la pelota.

 27 marzo, 2015

Redacción

Yeltsin Tejeda siempre destacó por su capacidad para destruir el fútbol ofensivo del rival, aunque ahora aspira a desarrollar una nueva faceta como creador de juego.

El volante de contención trabaja antes y después de cada práctica en la conducción de balón y la generación de juego con su equipo, el Evián de Francia.

¿El resultado? Un futbolista más claro en el toque de la pelota y con capacidad para marcar y salir jugando; así se vio ayer ante Paraguay.

Incluso, ha disputado algunos cotejos en el Evián como volante mixto, una función en la que se siente cómodo y está listo para desempeñar en la Nacional.

"He trabajado por aparte. Yo conozco mis debilidades y estoy tratando de mejorarlas poco a poco. Trabajo antes y después de cada entrenamiento y también he sentido la confianza del equipo y del técnico del club en mi desarrollo", explicó Tejeda.

El mundialista de Brasil 2014 dice que cuando viene a la Sele, le toca retroceder algunos metros en el campo, debido a que en su club le piden que se sume más al ataque.

En cambio, en la Nacional debe ser el principal recuperador del equipo.

"Me sentí bien, uno tiene que cambiar el chip cuando viene a la Sele. Yo sé que tengo que jugar un poco más defensivo en la Tricolor. Ya lo he hablado con Paulo (Wanchope) y es una función que tengo que cumplir y me siento cómodo", añadió Tejeda.

El futbolista dice que la Nacional no ha perdido la ambición y más bien el equipo quiere seguir haciendo historia.

"Hay que darlo todo, con ganas, con coraje y eso es lo que estamos haciendo. Ante Paraguay se notaron las ganas del equipo", concluyó Tejeda.