El desafío de Chope es iniciar el proceso mundialista, completarlo y dirigir a la Nacional en el Mundial de Rusia 2018

Por: Fanny Tayver Marín 3 febrero, 2015
Paulo César Wanchope durante el calentamiento de la Selección Nacional en el estadio Centenario en Montevideo, Uruguay. | AFP
Paulo César Wanchope durante el calentamiento de la Selección Nacional en el estadio Centenario en Montevideo, Uruguay. | AFP

Así a como conquistó 45 tantos con la Selección Nacional, Paulo César Wanchope está dispuesto a marcarle un gol a la historia como técnico de la Mayor.

El reto de Chope es lograr lo que hasta el momento no ha podido alcanzar ningún entrenador: iniciar un proceso mundialista, completarlo y dirigir a la Sele en el Mundial.

"Para el proceso de Suecia 58', Alfredo Chato Piedra empezó y terminó la eliminatoria como entrenador, fue técnico de principio a fin, pero no fuimos al Mundial", expresó el estadígrafo y periodista, Gerardo Coto Cover.

Mientras que Jorge Luis Pinto asumió la dirección técnica de la Tricolor –por segunda vez, tras ser el seleccionador nacional entre 2004 y 2005- en el camino hacia el Mundial de Brasil 2014.

El colombiano fue el hombre que estuvo al frente de Costa Rica en su actuación más brillante en una Copa del Mundo, al llegar hasta los cuartos de final, pero la ruta la comenzó Ricardo Antonio La Volpe.

Antecedentes. Ningún técnico que ha comenzado una eliminatoria logró dirigir a Costa Rica en el Mundial.

Para llegar a Italia 90', la Tricolor tuvo como entrenadores a Gustavo De Simone (1987-1989), Antonio Moyano Reina y Marvin Rodríguez (1989), Marvin Rodríguez (1989-1990) y en el Mundial, el seleccionador fue el serbio Velibor Bora Milutinovic.

Pasaron 12 años para que Costa Rica volviera a decir presente en la máxima fiesta futbolera del planeta.

Alexandre Guimaraes fue el técnico de la Sele en el Mundial de Corea y Japón 2002, pero la lista de entrenadores fue extensa en ese ciclo que inició Francisco Maturana (1998-1999), seguido por Marvin Rodríguez (1999-2000), Gilson Nunes (2000) y Guima dirigió a la escuadra patria entre 2001 y 2002.

Tras ese Mundial, venía la ilusión por acudir a Alemania 2006, donde la Nacional estuvo presente. La Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) contrató al estadounidense Steve Sampson (2003-2004), quien fue sustituido por el cafetero Jorge Luis Pinto (2004-2005) y se volvió a recurrir a Alexandre Guimaraes (2005-2006).

El reto. Tras la convulsa salida de Jorge Luis Pinto, Paulo César Wanchope asumió el banquillo de la Mayor de forma interina. El sábado pasado, la Fedefútbol informó que Chope había sido designado como el nuevo seleccionador.

Hoy se presenta como el hombre que, tras ser uno de los delanteros más temidos de la región, afronta el desafío de llevar a Costa Rica al Mundial de Rusia 2018.

Él es el llamado a poner un alto en el camino y escribir una historia diferente. Fue parte del proceso anterior, ha desarrollado más experiencia dentro de un cuerpo técnico y está dispuesto a ser la excepción a la regla en cuanto al desenlace que han tenido históricamente los entrenadores que comenzaron una ruta mundialista.

Durante su interinato, Wanchope dirigió a la Sele en seis juegos después del Mundial de Brasil, con un saldo de cuatro victorias y dos empates. Ganó la Copa Uncaf, con lo que se obtuvo el boleto para jugar el próximo año en la Copa América.

El nuevo seleccionador tiene varios elementos a favor, pues conoce a los jugadores, a los rivales y no debe someterse a ningún proceso de adaptación.

"Ahora que lo dejen trabajar. Siempre he dicho lo mismo, que deben tener paciencia, él va a hacer las cosas bien. Lo bueno es que la gente de la Federación aprendió que hay que dejar trabajar, ellos ya aprendieron de experiencias pasadas. Hay que dejar trabajar para ver resultados", manifestó Hernán Medford en la edición del domingo de La Nación.

Y añadió: "Los entrenadores ticos son los que mejor han hecho mejores cosas con los equipos en Costa Rica".

La primera prueba de fuego para Paulo César Wanchope será en la Copa Oro que iniciará el 7 de julio y en donde la Selección Nacional está sembrada como cabeza del Grupo B. En este torneo, la Tricolor aspira a quedarse por primera vez con el título.

Costa Rica iniciará el camino hacia el Mundial de Rusia en noviembre próximo.