Solano dice que arresto del dirigente es un golpe duro para el balompié de Costa Rica, no obstante, el Comité Ejecutivo de la Federación debe asumir las funciones del jerarca

 27 mayo, 2015
Eduardo Li antes de un viaje a Brasil el año anterior. | ARCHIVO
Eduardo Li antes de un viaje a Brasil el año anterior. | ARCHIVO

Redacción

El presidente de la Unafut, Julián Solano, convocó a una reunión extraordinaria con los presidentes de clubes para analizar las posibles consecuencias que le traerá al fútbol tico el arresto de Eduardo Li en Suiza.

Solano reconoce que lo sucedido con el jerarca es un duro golpe para el país.

"Tenemos que ver cuáles son las acciones que tomará la Unafut, en busca de que esto afecte lo menos posible la actividad del fútbol organizado", dijo Solano.

"Independientemente de la veracidad de los hechos, es una noticia que afecta la imagen del fútbol costarricense y del fútbol general", agregó Solano.

Según el dirigente, la principal urgencia en este momento es que el Comité Ejecutivo de la Federación se reúna para conocer a fondo el caso, pues no hay claridad con respecto a las consecuencias que traería el arresto.

"El Comité Ejecutivo de la Federación debe seguir adelante. Buscaríamos un acercamiento con ellos para ver en qué podemos contribuir, para tratar que no haya una afectación tan grande", añadió Solano.

En el tema administrativo, Eduardo Li estaba concentrado en el congreso de FIFA que se realiza en Suiza. Ya los acuerdos de los próximos juegos amistosos ante Colombia, España y México estaban listos.