Un gol de último minuto de Karla Villalobos mantiene viva a la Tricolor

Por: Kenneth Hernández Cerdas 14 junio, 2015

La goleadora cierra los ojos, llora, grita la anotación... de pronto, el fuerte abrazo de sus compañeras la arropa con fuerza.

El partido agoniza, el resultado cambia, Corea del Sur 2-Costa Rica 2. ¡Un empate labrado a puro corazón!

La Femenina demostró ayer que cuando hay agallas, coraje y entrega la recompensa llega, aunque sea al borde del infarto y con la esperanza casi perdida.

Como sucedió ayer, la Tricolor batalló. mantuvo arriba la guardia y encontró el premio a su esfuerzo.

En lo futbolístico no fue la mejor versión de la Selección porque se cometieron errores que terminaron en goles, pero en los mundiales pesa el no doblar la rodilla, correr, meter y entregar la última gota hasta que las piernas no den.

La imagen de Karla Villalobos al festejar el tanto al minuto 89 lo resumió todo: si el corazón juega, todo es posible.

Duro y trabajado. El inicio del partido no fue sencillo para las nuestras, ya que las asiáticas visitaron constantemente la portería de Dinnia Díaz, quien a lo largo del cotejo tuvo que aplicarse para evitar que la pelota tocara su red. ¡Grandiosa!

Aún y con que las surcoreanas dominando los primeros minutos del juego, fueron las ticas las que le pusieron cifras al marcador. Al minuto 17 Melissa Herrera recibió un pase preciso de Katherine Alvarado y tocó la pelota por encima de la portera Kim Jungmi.

El pecado de las nacionales radicó en no sostener la ventaja, pues solo cuatro minutos después cayó el empate.

Melissa Herrera (7) celebra su anotación al minuto 15, Lixy Rodríguez, Cristin Sánchez y Shirley Cruz festejan con ella. | AFP
Melissa Herrera (7) celebra su anotación al minuto 15, Lixy Rodríguez, Cristin Sánchez y Shirley Cruz festejan con ella. | AFP

Cristin Granados tocó dentro del área a Kwon Hahnul y la jueza pitó penal. Ji Soyun convirtió la pena máxima, al 21’.

El descontrol en la parte baja no mermó y la mejor prueba fue que al 24’ un desborde por la izquierda de las coreanas terminó en gol en contra para las ticas. Carol Sánchez no se aplicó en la marca y Jeon Gaeul pegó un frentazo que venció a Díaz.

Sin el dominio del balón, las posibilidades de empatar parecían lejanas para la divisa patria, que con ganas y decisión empezó a nivelar la balanza. Conforme el juego entró a su etapa de madurez, las costarricenses metieron a las coreanas en su área y sin rendirse empataron, en el 89’.

Karla Villalobos, quien ingresó al 75’, bajó de pecho el esférico y definió de gran forma para firmar el 2-2. La celebración premió el esfuerzo de una Sele que mantiene intactas las aspiraciones de cruzar la frontera a octavos.