Tricolor no solo está invicta en eliminatorias en suelo trinitario, sino que ante este rival es contra el que se tiene mejor rendimiento como visitante de los que están en la hexagonal, con un 78%

Por: Cristian Brenes 10 noviembre, 2016
El 6 de junio de 2009, la Sele ganó 2-3 en Trinidad. | ARCHIVO
El 6 de junio de 2009, la Sele ganó 2-3 en Trinidad. | ARCHIVO

Trinidad y Tobago

Costa Rica y Trinidad y Tobago están separadas por 2473 kilómetros lineales, en el país caribeño no se habla el español, conducen del lado derecho del automóvil y es imposible conseguir comida típica costarricense, pero esto no es impedimento para que la Sele se sienta como en casa cuando visita este alegre lugar, si de fútbol se trata.

A diferencia de lo que pasa en La Sabana, el clima trinitense puede considerarse extremo por el calor, tampoco retumba el "ticos, ticos..." en el estadio Hasley Crawford, pero la Nacional nunca se siente como una invitada al trasladarse a esta isla, al punto que no solo está invicta en los seis juegos eliminatorios que disputó, sino que es el rival de la hexagonal contra el que se tiene mejor rendimiento al salir a enfrentarlos, con un 78%.

Ni el desempeño en Panamá (52%), ni en Estados Unidos (18%), tampoco en Honduras (17%) y mucho menos en México (17%), se acercan a lo que vive el combinado patrio en Trinidad, lugar donde este viernes volverá a presentarse por un duelo clasficatorio a un Mundial (5 p. m., hora tica), y del que espera salir con una sonrisa, como lo hizo en las cuatro victorias y los dos empates que contabiliza. (Vea recuadro con detalle de juegos.)

Incluso, ante ningún otro combinado caribeño contra el que se jugó en más de dos ocasiones en rutas mundialistas se tiene mejor registro que contra los Soca Warrios, ya que frente a Jamaica es del 61% (tres triunfos, dos igualdades y un revés).

Estos números hacen que en la misma Tricolor reconozcan que está prohibido fallar en el debut de la hexagonal y hasta se presupuesta como mínimo un punto en la jornada inaugural.

"Hay partidos fuera de casa en los que sabemos que tenemos que puntuar para llevar un promedio de puntos adecuado y no tener problemas al final de la hexagonal. En esta ocasión tenemos la idea de traernos los tres puntos", señaló Luis Marín, asistente técnico.

Los propios seleccionados afirman que el panorama ideal es golpear de arranque al que en el papel es el adversario más débil y que ya tuvo problemas en la cuadrangular ante su gente, debido a que solo sacó una victoria, ante San Vicente y las Granadinas, y empató sus otros dos compromisos (Guatemala y Estados Unidos).

"A lo interno nos obligamos a ganar estos juegos. Costa Rica tiene que ir a puntuar donde sea. Con el parámetro del Mundial somos vistos de otra manera y por esto debemos de ir a ganar en Trinidad y luego hacer lo mismo en casa", agregó Francisco Calvo.

Débiles ante la presión. El tener que ir a buscar los resultados, la presión por sacar un triunfo en casa y la falta de orden, son algunos de los factores que según Javier Delgado y Rónald González, exseleccionados y técnicos, le pesan a Trinidad y Tobago en casa y terminan por favorecer a una Tricolor mucho más curtida.

Tanto González como Delgado coinciden en que Costa Rica no se puede dar el lujo de perder en Puerto España, ya que los demás rivales de la hexagonal arañarán puntos en este lugar y por ende quien mejor lo haga tendrá ventaja en etapas decisivas.

"Trinidad y en su momento otros países caribeños suelen ser electores en una eliminatoria porque casi todos los equipos llegan a ganar ahí. Si vemos la historia así ha sido. Mi criterio es que son buenos, pero en los momentos claves caen, siempre les pasa algo", afirmó Rónlad.

Por su parte, el Sheriff destaca que aunque existe una evolución de los trinitarios siguen careciendo de la disciplina táctica necesaria para sobrellevar un partido eliminatorio de este calibre y si se les logra bajar el ímpetu con tenencia de la pelota se desesperan.

"Me acuerdo de un juego rumbo a Francia 98, en esa época ellos eran impetuosos y desesperados, pero con orden y bien parados aguantábamos las embestidas. Ahora evolucionaron, son más tácticos, pero en algún momento dejan espacios y ahora con el nivel que tienen la Selección esto se puede aprovechar más", concluyó.

La Nacional no sentirá este viernes ese apoyo incondicional que suele tener en la Joya de La Sabana, pero sí saltará a la cancha sabiendo que en esas tierras caribeñas nunca se sufrió y por el contrario, el invitado terminó siendo tratado mejor que un local.

Rendimiento de la Sele como visitante en eliminatorias ante los rivales de la hexagonal:

En Trinidad y Tobago: 78% (cuatro ganes y dos empates)

Inglaterra 1966: 0-1

Italia 1990: 1-1

Francia 1998: 0-1

Corea-Japón 2002: 0-2

Alemania 2006: 0-0

Sudáfrica 2010: 2-3

En Panamá: 52% (tres ganes, dos derrotas y dos empates)

Argentina 1978: 3-2

España 1982: 1-1

Italia 1990: 0-2

Estados Unidos 1994: 1-0

Alemania 2006: 1-3

Brasil 2014: 2-2

Rusia 2018: 1-2

En Estados Unidos: 18% (un gane, dos empates, seis derrotas)

México 1986: 0-1

Italia 1990: 1-0

Francia 1998: 2-1

Francia 1998: 1-0

Corea-Japón 2002: 0-0

Corea-Japón 2002: 1-0

Alemania 2006: 3-0

Sudáfrica 2010: 2-2

Brasil 2014: 1-0

En México: 17% (un gane, dos empates y siete derrotas)

Suecia 1958: 2-0

Chile 1962: 4-1

Inglaterra 1966: 1-04-0

Estados Unidos 1994: 4-0

Francia 1998: 3-3

Corea-Japón 2002: 1-2

Alemania 2006: 2-0

Sudáfrica 2010: 2-0

Brasil 2014: 1-0

Brasil 2014: 0-0

En Honduras: 17% (un gane, dos empates y siete derrotas)

Chile 1962: 2-1

México 1970: 1-0

Alemania 1974: 2-1

España 1982: 1-1

México 1986: 3-1

Estados Unidos 1994: 2-1

Corea-Japón 2002: 2-3

Alemania 2006: 0-0

Sudáfrica 2010: 4-0

Brasil 2014: 1-0

Calendario de la hezagonal
Calendario de la hezagonal