Por: Fanny Tayver Marín 4 septiembre
Óscar Ramírez y Kendall Watson durante la conferencia de prensa de este lunes.
Óscar Ramírez y Kendall Watson durante la conferencia de prensa de este lunes.

Los jugadores de la Selección Nacional tienen dos cosas claras previo al juego de este martes ante México en el Estadio Nacional, a las 8 p. m.: no se pueden confiar y desean sellar su boleto a Rusia 2018.

Costa Rica enfrentará a un equipo matemáticamente clasificado a la Copa del Mundo del próximo año, pero eso no hace que los seleccionados vean más fácil sacar un buen resultado ante los dirigidos por Juan Carlos Osorio.

"Es como un arma de doble filo, uno nunca sabe, ellos no van a venir relajados, van a querer luchar por ese liderato. A nosotros no nos tiene que importar qué van a hacer ellos, está en juego este trabajo de tantos meses y queremos darle la alegría a los aficionados de Costa Rica", detalló Kendall Waston, defensor de la Selección Nacional.

Watson asegura que la experiencia de esta generación los puede ayudar a enfrentar un duelo de alto calibre, como el que se vislumbra ante los mexicanos.

Además, para Watson, México ha dejado muy claro que es un equipo fuerte y ha hecho las cosas bien desde que llegó Juan Carlos Osorio al banquillo.

"Esperamos un México que siempre va a atacar, por su forma de ser, ningún equipo va a venir a perder. Ellos tienen la crítica de los medios de su país y quieren el liderato. No esperamos un México tranquilo y van a venir a apretarnos. Nosotros vamos por la clasificación de una vez al Mundial", comentó Watson.

El zaguero de la Tricolor confía en que Costa Rica se una a la lista de equipos clasificados al Mundial y que no tenga que esperar los juegos de octubre en casa ante Honduras y de visita en Panamá.

"Siento que de parte nuestra estamos muy conscientes de lo que nos jugamos y no queremos estar sufriendo en las últimas instancias por la clasificación, ojalá el día de mañana todo salga bien", analizó Waston.

Kendall Waston quedó fuera de Brasil 2014 en el último recorte que hizo Jorge Luis Pinto, por lo que ahora anhela estar en su primer mundial mayor.

"Es vacilón porque para el partido ante Estados Unidos me mentalizaba para dejarlo todo en la cancha y ayudar a mis compañeros. Me carboneaba con el sufrimiento que tuve cuatro años atrás para el Mundial de Brasil y no volverla a sentir. En lo personal no lo veo como una revancha lo veo como una experiencia para lo que viene", confesó Waston.