5 noviembre, 2014

La Selección Nacional Sub-17 pecó ayer no solo en la definición sino también por creerse más que Belice, en el inicio del Torneo Eliminatorio de Uncaf.

Los ticos triunfaron 3-1 ante unos beliceños que se encargaron de reventar esa burbuja a penas al primer minuto de juego en el estadio Edgardo Baltodaño, en Liberia, Guanacaste.

El jugador Alvin Sifontes aprovechó el despiste defensivo nacional para decretar de pierna derecha el primer tanto del juego ante la mala salida del portero Patrick Sequeira y la pésima marca del zaguero Diego Mesén.

Luego de la cachetada, la Tricolor despertó, aunque los goles patrios llegaron hasta el segundo tiempo con dos penales de Jonathan Martínez, al 63’ y 72’.

Al cierre, Andy Reyes logró, de cabeza, incrementar la cuenta para maquillar la escasa definición de la Sub-17.

El técnico Luis Fernando Fallas manifestó que si bien sacó los tres puntos en la triangular ante Belice y El Salvador, no se va satisfecho por lo mostrado.

“Fue muy difícil, como lo teníamos previsto, no salgo contento por la reacción que tuvo el grupo en el inicio del partido”, comentó Fallas, en declaraciones suministradas por la Federación Costarricense de Fútbol.

El anotador de los dos primeros tantos explicó que deben mejorar en el cierre de las jugadas.

“Con esos dos goles tuvimos más confianza, hay que mejorar la definición y es muy importante entrar tranquilos”, agregó.

El próximo duelo será ante los cuscatlecos este sábado a las 8 p. m. en el Edgardo Baltodano.

Esta triangular da un boleto al Premundial en Honduras del próximo año con miras a clasificar a la Copa del Mundo Chile 2015.