Costa Rica es la selección que determinará el grupo de la muerte de la Copa América Centenario, que se disputará del 3 al 26 de junio en diferentes ciudades de Estados Unidos.

Por: Esteban Valverde 18 febrero, 2016
Celso Borges se abraza con el anotador del gol de la victoria tica Bryan Ruiz
Celso Borges se abraza con el anotador del gol de la victoria tica Bryan Ruiz

Redacción

Costa Rica es la selección que determinará el grupo de la muerte de la Copa América Centenario, que se disputará del 3 al 26 de junio en diferentes ciudades de Estados Unidos.

Debido al sistema que utilizará en el sorteo la Confederación Sudamericana de Fútbol, conocida como Conmebol, la Sele es el rival que muchos preferirían evadir, pues les puede mermar las opciones de avanzar a la siguiente ronda.

La rifa para definir los integrantes de los cuatro grupos de cuatro equipos se realizará este domingo a las 6:30 p. m. hora tica, en la ciudad de Nueva York.

Las cabezas de serie definidas por Conmebol son Estados Unidos, México, Brasil y Argentina.

A cada uno de ellos se le sumará un conjunto del bombo 2, en el que están Colombia, Chile, Ecuador y Uruguay.

La Tricolor aparece en el bombo 3 junto a Jamaica, Haití y Panamá, curiosamente los mismos adversarios de la cuadrangular eliminatoria hacia Rusia 2018, los cuales no solo están abajo de la Sele en dicha competencia, sino también en el ranquin FIFA.

Por este motivo, puede haber un grupo en el que estén Brasil, Colombia y Costa Rica; o bien, Argentina, Uruguay y la Selección Nacional.

Incluso, en el mejor de los escenarios, pueden toparse México (o Estados Unidos), Ecuador y Costa Rica, pero igual es de la muerte porque los ecuatorianos son líderes de la eliminatoria suramericana, en la que marchan invictos tras cuatro jornadas.

Cada llave será completada por un inquilino del bombo 4, integrado por Bolivia, Perú, Venezuela y Paraguay, selecciones que no han logrado sobresalir en los últimos meses.

Ventaja. Para el timonel Johnny Chaves, el certamen puede ser útil para medir la evolución del cuadro dirigido por Óscar Ramírez, debido a que se tendrá la exigencia de un mundial.

“Creo que Costa Rica se puede beneficiar de este torneo porque es muy competitivo. Se debería afrontar pensando en la eliminatoria, porque entonces se toman los juegos como fogueos de muy buen nivel. No se debe olvidar que el primer objetivo de Costa Rica es clasificar a Rusia 2018, pero se tiene que afrontar con seriedad”, analizó Chaves.

Parece que los grupos de la muerte persiguen al combinado patrio desde el 2014.

En la primera ronda del Mundial de Brasil, Costa Rica le hizo la vida imposible a tres excampeonas del mundo (Italia, Inglaterra y Uruguay).

Contra todos los pronósticos, la Tricolor no solo superó esa fase, sino que llegó a los cuartos de final en los que fue eliminada por Holanda, en penales.

En la cuadrangular mundialista también quedó en la llave más temida, por el nivel que tuvo Jamaica en Copa Oro, la dureza de Panamá y el avance de Haití.