La Sele cayó 3 a 2 ante Holanda; el delantero morado anotó doblete

Por: José Pablo Alfaro Rojas 28 mayo, 2015

El artillero David Ramírez se acordó de anotar. Tras seis meses de ausencia en las redes, el futbolista marcó un doblete en la caída, 3 a 2, de la Sele Olímpica ante Holanda en el torneo de Esperanzas de Toulón.

El atacante había anotado su último gol el 3 de noviembre del año pasado, en un duelo entre Saprissa y Herediano que finalizó 3 por 2 a favor del Team.

David Ramírez anotó un doblete, ayer ante Holanda, en el torneo de Esperanzas de Toulón. Aquí, en los Centroamericanos del 2013. | ARCHIVO
David Ramírez anotó un doblete, ayer ante Holanda, en el torneo de Esperanzas de Toulón. Aquí, en los Centroamericanos del 2013. | ARCHIVO

Sin embargo, ayer se destapó con dos tantos en un partido en que la Nacional se vio muy débil en la primera etapa, pero al final recuperó los bríos y estuvo cerca de igualar el cotejo.

En la inicial, los tulipanes se colocaron arriba 3 por 0 en apenas 33 minutos de partido.

Los goles de Anwar El Ghazi (3’) y Rai Vloet (7’ y 33’) en dos oportunidades, evidenciaron las deficiencias de la retaguardia de la Tricolor , a la que le faltó concentración para no descuidar la marca rival.

No obstante, el plantel supo reacomodarse. El entrenador Luis Fallas ajustó las líneas y el plantel mostró una cara distinta.

Ahí fue cuando apareció la figura de Ramírez, quien descontó el marcador al minuto 39 con un buen cabezazo, y con la complicidad del meta Plattel.

Este tanto fue un desahogo para el artillero, quien no logró anotar en su paso por Evián de Francia en el último semestre; en el certamen galo disputó cuatro partidos como titular.

Curiosamente, enfrentó a los tres clubes más importantes de esta liga: el PSG, Marsella y Mónaco, pero con el paso de los partidos perdió protagonismo y al final terminó en el banquillo.

Por eso era importante para el delantero recuperar la confianza en un torneo de alto calibre y a las puertas de su regreso a Saprissa.

El atacante se desquitó ante la selección europea y al 59’ logró su segundo gol del juego, tras un remate elevado dentro del área imposible para el guardavallas.

Novedad. En este primer juego en suelo francés, la Nacional sorprendió con un tridente en ataque conformado por John Jairo Ruiz, Ariel Lassiter y Ramírez.

No obstante, la defensa fue el punto débil, pues regaló muchos espacios en la zona central.

Sin embargo, con el tanto, parecía que la Nacional encontraba el impulso necesario para empatar el partido, aunque todo se quedó en una ilusión, pues la Naranja Mecánica equiparó las acciones y al final, se dejó los tres puntos del compromiso.