Ambos equipos subirán de inmediato a sus figuras Sub-17 al primer equipo

Por: José Pablo Alfaro Rojas, Kenneth Hernández Cerdas 4 noviembre, 2015
El santista Kevin Masís destacó como una de las figuras del Mundial Sub-17. En la imagen presiona a Alec Georgen, de Francia. | AFP
El santista Kevin Masís destacó como una de las figuras del Mundial Sub-17. En la imagen presiona a Alec Georgen, de Francia. | AFP

La premisa de Santos de Guápiles y Alajuelense es aprovechar el talento de sus mundialistas infantiles en el corto plazo.

Después de avanzar a los cuartos final de una cita Sub-17 por primera vez en la historia, ambos clubes decidieron subir a sus jugadores al primer equipo.

La consigna es darles rodaje de inmediato, pero que debuten en la máxima categoría en el momento justo para no acelerar su proceso de maduración.

Mientras, los futbolistas de Saprissa, Herediano, Carmelita y Limón se mantendrán en el alto rendimiento, seguidos de cerca por los técnicos de Primera y a la espera de una oportunidad.

En la Liga, el timonel Hernán Torres y el gerente deportivo, Fernando Colombo, tomaron la decisión de darle la oportunidad a dos de sus seis futbolistas seleccionados: los volantes Barlon Sequeira y Eduardo Juárez.

“Está claro que estos dos jugadores trabajarán con el equipo apenas lleguen del Mundial. Ya se le comunicó al director de divisiones inferiores la decisión”, dijo el técnico manudo.

En el caso de los guápileños, se determinó así desde antes de la Copa del Mundo en Chile.

El lateral derecho Ian Smith ya debutó en la Primera, mientras que el defensor Pablo Arboine y el atacante Kevin Masís se incorporarán a la división de honor en los próximas semanas, luego de tener un periodo de descanso y recuperación.

“La intención es que ellos compitan. El técnico Johnny Chaves conoce bien el trabajo que se hace con los jóvenes antes de dar el salto a Primera”, explicó el gerente Víctor Badilla.

En el caso de Saprissa, el entrenador y nuevo director de divisiones inferiores, Carlos Watson, dijo que se hará un análisis profundo para conocer mejor a los juveniles. Por el momento, se seguirán desarrollando en la cantera.

“Tengo que hablar con los técnicos de liga menor. He visto la actuación de ellos, más claro veo lo del portero (Alejandro Barrientos), pero tendré que ver sus cualidades primero”, dijo Watson.

En Herediano (un mundialista) y Limón (dos) los jugadores continuarán en los equipos de liga menor y cada cierto tiempo entrenarán con el primer plantel.

Mientras que en Carmelita mantendrán a sus tres promesas en el alto rendimiento.

“No hay que quemarles etapas. La prioridad es que ellos se involucren con el equipo sub-20 de inmediato”, dijo el estratega verdolaga, Hugo Robles.

Impulso. La Fedefútbol les solicitará a los clubes que no se olviden de estos jóvenes talentos.

Rodolfo Villalobos, presidente del ente, indicó que en los próximos días entablará diálogos con los dirigentes de los equipos para hacerles dicha propuesta.

“Nos interesa mucho que estos jóvenes sigan creciendo”, finalizó Villalobos.