Compensan sus falencias en las alturas con juego veloz y de ida y vuelta

Por: José Pablo Alfaro Rojas 19 mayo, 2016
Bryan Oviedo trabajó junto a Francisco Calvo en una práctica de la Selección Mayor.
Bryan Oviedo trabajó junto a Francisco Calvo en una práctica de la Selección Mayor.

En el puesto con más abundancia de la Sele , Bryan Oviedo y Rónald Matarrita metieron el acelerador para sacar ventaja.

El seleccionador Óscar Ramírez se inclinó por dos carrileros con más semejanzas que diferencias para liderar la banda izquierda de la Tricolor en la Copa América Centenario.

En el camino se quedaron dos mundialistas que juegan en el exterior: Júnior Díaz (SV Darmstadt 98 de Alemania) y Waylon Francis (Columbus Crew de la MLS de Estados Unidos).

Júnior, de 32 años y de irregular participación en su club, ha venido a menos desde la llegada de Óscar Ramírez a la Mayor.

Waylon, en cambio, nunca logró convencer del todo a Ramírez, que apenas si lo utilizó desde que llegó a la Selección.

Oviedo y Matarrita son rápidos, de ida y vuelta, con capacidad de llegar a la línea de fondo y sacar centros, aunque no tienen tanta solidez al defender.

Aun cuando el jugador del Everton posea más rodaje y soltura que Matarrita para los movimientos defensivos, ninguno de los dos tiene como principal cualidad fajarse atrás.

“Acá, la competencia siempre será conmigo mismo. Si yo estoy bien, voy a tener más oportunidades de jugar en la Sele . Tanto los compañeros como yo tenemos el objetivo de ayudar a la Selección”, manifestó Oviedo.

En caso de que necesite un defensor nato, Macho tiene la carta de Francisco Calvo, de menos despliegue hacia el ataque, pero con buen juego aéreo y solvencia en el hombre a hombre.

Matarrita, a quien Macho hizo debutar en la Liga y recientemente en la Tricolor , aprovechó el conocimiento que tenía de la idea de su técnico para ganarle el pulso.

De paso, posee más ida y vuelta que Díaz, aunque no su juego aéreo ni su rodaje en Selección.

“Oviedo y Matarrita no tienen el juego en las alturas de Díaz, pero tienen características para compensarlo: la dinámica, la proyección y que defienden y atacan”, explicó el lateral izquierdo mundialista, Carlos Castro.

El excarrilero en Italia 90, Marvin Obando, cree que el buen rendimiento de Matarrita frenó las opciones de Francis de consolidarse, en gran medida porque desde que el joven recibió el chance en la Nacional, no lo soltó.

También tiene muy claro que la dinámica de Oviedo y Matarrita supera la de Júnior y Calvo.

“Júnior y Calvo son más centrales. Los que llamó Ramírez son modernos”, agregó Obando.

Ambos exlaterales coinciden en que si Oviedo está en plenitud de condiciones, su titularidad en la Mayor no está en tela de duda.

“Estar acá motiva y es una revancha”, concluyó Oviedo.

Etiquetado como: