Reconoce que eligió reto más difícil; Perú suma 32 años de no ir a un Mundial

Por: José Pablo Alfaro Rojas 3 marzo, 2015
Ricardo Gareca fue presentado ayer como nuevo seleccionador de Perú. Su primer reto será la Copa América del mes de junio. | AP
Ricardo Gareca fue presentado ayer como nuevo seleccionador de Perú. Su primer reto será la Copa América del mes de junio. | AP

La lógica no aplica para el argentino Ricardo Gareca, quien eligió el difícil de reto de dirigir a Perú, en lugar de Costa Rica.

El Tigre era el principal candidato de la Fedefútbol, antes de nombrar a Paulo Wanchope, pero a último momento no hubo acuerdo entre las partes.

No obstante, a partir de ayer decidió cargar sobre sus hombros el peso histórico de una selección que tiene 32 años sin asistir a una Copa del Mundo.

“Me gusta el jugador peruano. A nivel deportivo tenía más chances con Costa Rica, pero me gusta este desafío”, explicó Gareca al periódico Líbero de este país.

Actualmente, la diferencia que existe entre ambas escuadras es muy marcado.

Costa Rica viene de un octavo puesto en Brasil 2014 y es 13 del mundo en el ranquin FIFA.

En cambio, Perú ocupa el lugar 59 y asistió por última vez a una gran cita en 1982.

Además, la eliminatoria de Concacaf es menos complicada que la de Conmebol, compuesta por selecciones de élite como Brasil, Argentina, Colombia y Uruguay, todas en el top 10 de FIFA.

No obstante, el Tigre reconoce que algunos aspectos de su vida personal pesaron en la elección.

“Con Costa Rica solo tengo palabras de agradecimiento. Me dieron todas las posibilidades para ser el técnico del país. Mi situación personal era diferente. No voy profundizar”, manifestó el estratega argentino.

Según Carlos Salinas, director del diario Líbero , la cercanía de Lima con Buenos Aires (cuatro horas en avión) pesó en la determinación del técnico. En gran medida, por la facilidad que esto le da para visitar a su familia.

Mientras, el tema económico no habría sido una traba, ya que el entrenador ganará cerca de $1,2 millones anuales (¢641 millones) en Perú, una oferta similar a la que recibió de la Fedefútbol.

“Se le dieron todas las condiciones que pidió. Cuando se fue, Gareca nos dijo que estaba muy satisfecho con todo”, explicó Rafael Vargas, secretario general.

Por otro lado, el estratega admite que la alternativa le llegó en el momento justo.

“Acepto no por cuestión de preferencia. Simplemente que se dio en el tiempo conveniente”, concluyó el técnico.