Contención sumó ante Haití su segundo gol con la Sele ; había anotado en el 2008

Por: Fiorella Masís 3 septiembre, 2016

Puerto Príncipe

Rándall Azofeifa gritó, besó el anillo de matrimonio y recibió un fuerte abrazo de Celso Borges. El contención celebró a lo grande su regreso a las redes con la Selección Nacional.

Azofeifa acabó con una sequía de ocho años sin festejar con la camiseta patria, además de que fue la llave para la victoria ante Haití.

En el 72’, el jugador de Herediano sacó un disparo desde fuera del área y puso la pelota a besarse con el palo derecho del arquero rival, para que luego ingresara a la cabaña.

La diana es apenas la segunda de Rándall con Costa Rica. La primera fue hace dos procesos eliminatorios, cuando anotó en la goleada 3-0 ante Granada, en el Estadio Saprissa.

Ese duelo se disputó el 21 de junio del 2008.

“Aquí, lo principal es el trabajo de equipo. Gracias a Dios, se nos dio la victoria; por dicha ,pude contribuir con un gol. Cuando se dio la oportunidad, la verdad es que no lo pensé dos veces para rematar; le pegué con alma, vida y corazón”, comentó el recuperador nacional.

“Me la dejaron picando en el área; pues sí, la verdad es que fue así, le di con todo, pero yo quiero resaltar el trabajo del equipo”, añadió sobre el disparo.

El golazo apareció en un momento clave para la Nacional, sobre todo porque el duelo no significaba un riesgo para el marco de Patrick Pemberton, pero sí se complicaba en ofensiva a la hora de generar ocasiones.

“El partido fue complicado, la cancha era difícil, pero se pudo sacar la tarea. Lo importante es que clasificar con un partido de más pues implica mandar un mensaje a la hexagonal”, dijo.

Azofeifa alza su puño derecho para celebrar la anotación que consiguió frente al representativo de Haití, anoche en Puerto Príncipe. | AFP
Azofeifa alza su puño derecho para celebrar la anotación que consiguió frente al representativo de Haití, anoche en Puerto Príncipe. | AFP

De esta forma, el exlegionario ha tenido un regreso muy positivo a la Sele , porque en la era de Jorge Luis Pinto fue tomado en cuenta al inicio; sin embargo, luego perdió su lugar.

Rándall se ha convertido en una solución para Óscar Machillo Ramírez, quien apostó por él desde el inicio de la cuadrangular eliminatoria.

El mediocampista fue tomado en cuenta como estelar en el duelo frente a Panamá, en el que Costa Rica sacó la tarea y ganó 2 a 1.

Azofeifa ha hecho pareja en la zona medular con Óscar Esteban Granados y Celso Borges.

El volante cuenta con amplia experiencia en eliminatorias, ya que vivió los caminos mundialistas rumbo a Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.