No siempre los centrales ticos recibieron la ayuda en las aproximaciones del contricante y eso los hizo verse mal

Por: Fiorella Masís 8 julio
El zaguero nacional Kenner Gutiérrez (izquierda) intenta interponerse en el camino del atacante hondureño Alberth Elis en el Red Bull Arena.
El zaguero nacional Kenner Gutiérrez (izquierda) intenta interponerse en el camino del atacante hondureño Alberth Elis en el Red Bull Arena.

Houston, Estados Unidos

Costa Rica tuvo un inicio perfecto en la Copa Oro 2017, al vencer 1-0 a Honduras, pero ese resultado no esconde lecciones aprendidas en el compromiso del viernes.

La zona baja de la Selección Nacional sufrió constantemente y los hondureños mostraron que la defensa es el sector donde se debe hacer mayores correcciones.

Previo a la anotación que le dio la victoria a la Tricolor, la H tuvo varias oportunidades para adelantarse en el marcador, pero su mala puntería y las intervenciones de Patrick Pemberton le pasaron factura.

En esas acciones los nacionales se veían diezmados por diferentes circunstancias, en ocasiones a Giancarlo González, Francisco Calvo y Kenner Gutiérrez les robaron la espalda y eso dejaba de cara al gol a los rivales.

Óscar Ramírez y sus asistentes estuvieron gran parte del segundo tiempo dando indicaciones sobre ese punto, pero también sobre la necesidad de cerrar espacios antes de que los catrachos pisaran el área.

No siempre los centrales ticos recibieron la ayuda en las aproximaciones del contrincante y eso los hacía verse mal.

"Siempre hay pequeños detalles que hay que mejorar, pero ganando es más sencillo manejarlos", comentó Gutiérrez, quien mejoró considerablemente en la segunda mitad.

De esa zaga utilizada por el Macho, el defensor manudo es el menos experimentado y tiene poco roce con jugadores que se conocen mejor, como Pipo y Johnny Acosta.

En general, la línea de cinco ha tenido muchas variantes y en el debut de este torneo no fue la excepción, con Kenner de titular y Calvo como lateral izquierdo.

El propio Ramírez reconoció que en algunas situaciones defensivas Honduras es difícil de manejar, y aunque el equipo no está "fino", sí le cumplió tácticamente.

"No da tranquilidad en la salida, gusta de robar la pelota cerca del área y tiene buen contragolpe", destacó sobre el combinado dirigido por Jorge Luis Pinto.

Dichos aspectos son puntos para pulir, pero no solo de cara al segundo juego, ante Canadá, sino pensando en la eliminatoria.

"Creo que es normal (sufrir un poco en defensa), Honduras atacó bastante bien, nosotros defendimos bien y ellos no concretaron las opciones, así es esto... Hicimos la que nos quedó y así es como ganan los grandes equipos", aseveró Bryan Oviedo.

Los jugadores terminaron satisfechos desde ese punto de vista señalado por Oviedo, ya que la primera consigna era evitar alguna anotación.

"Se sabía que iba a ser un partido difícil, jugamos de forma inteligente, tácticamente se hizo bien. Desde el primer minuto dijimos que mantener el cero atrás nos daba la oportunidad de ganar el partido, entonces creo que jugamos bien", agregó Cristian Gamboa.

El juego fue un reflejo de lo que podría presentarse en la eliminatoria el próximo 6 de octubre, cuando Costa Rica reciba a Honduras en el Estadio Nacional, a las 8 p. m.

"Cada partido es diferente, pero la intensidad sí será la misma; los dos equipos fuimos buenos, propusimos los dos, pero la eliminatoria serán otros cien pesos porque estamos en casa", avisó Joel Campbell.