Alexandre Guimaraes cree que es un torneo "completamente atravesado", porque se lleva a cabo cuando la mayoría de ligas terminaron, incluida la costarricense

Por: Fiorella Masís 6 julio
En el último juego de Copa Oro, en 2015, la Sele perdió por un penal que no era ante México, en el minuto 119. José Miguel Cubero y Francisco Calvo presionaron a Oribe Peralta.
En el último juego de Copa Oro, en 2015, la Sele perdió por un penal que no era ante México, en el minuto 119. José Miguel Cubero y Francisco Calvo presionaron a Oribe Peralta.

New Jersey

A Costa Rica le han tocado más tristezas que sonrisas en la Copa Oro y una de las razones es el momento en que se realiza, aseguran quienes en algún momento disputaron este certamen.

Alexandre Guimaraes cree que es un torneo "completamente atravesado", porque se lleva a cabo cuando la mayoría de ligas terminaron, incluida la costarricense.

Esto quiere decir que los futbolistas llegan con todo el peso de la campaña encima y no están en su momento óptimo, desde el punto de vista físico.

De las 12 ediciones de la Copa Oro, ocho se desarrollaron en junio o julio, meses en los que los torneos locales tienen poco de haber finalizado.

Esto impide que las selecciones normalmente asistan con sus mejores hombres, como le ha ocurrido a la Tricolor en varias ocasiones, aunque esta vez Óscar Ramírez lleva la base de su equipo titular.

"Es un torneo calendarizado en el que principalmente Estados Unidos lleva una ventaja, no solo por estar en casa, sino porque está en el medio de su temporada, muchos de sus jugadores están en el mejor estado porque juegan en la MLS. Los jugadores de los otros lugares de Concacaf normalmente vienen terminando vacaciones o temporada", apuntó Guimaraes.

Esta circunstancia también ha hecho que los técnicos apuesten a este campeonato para probar variantes tácticas, ver otras opciones e incluir futbolistas poco habituales para que los estelares descansen.

Cuando la Copa Oro se disputó en otra fecha fue en enero o febrero, durante las ediciones de 1996, 1998, 2000 y 2002.

En ese último año Costa Rica consiguió su mejor presentación, al obtener el subcampeonato, precisamente de la mano de Guima.

Álvaro Mesén concuerda en que a la Sele le ha pesado mucho esta circunstancia, ya que casi siempre los futbolistas llegan sin ritmo.

"Creo que una de las cosas que más pesa es que se hace en un momento donde no hay competición, el torneo de nosotros concuerda con el de Europa. Estados Unidos viene con más ritmo y aunque en México no está el torneo, la preparación de ellos empieza antes".

Harold Wallace, el tico con más partidos disputados en Copa Oro (21), cree que son un cúmulo de factores que explican por qué a la Sele se le dificulta el certamen, pero el momento es determinante.

"Tiene que haber prioridades y la prioridad es clasificar al Mundial, eso está claro. De la mano, si se puede ganar, sería un plus".

En esta ocasión la Copa concuerda con el final de la eliminatoria y es por eso que se antepone la clasificación al Mundial que dejarse ese cetro.

Sin embargo, en otras ediciones esto no sucede y aparecen otras razones que le han impedido a la Mayor tener mejores presentaciones.

"Cuando no está encima la eliminatoria, quizás no se cuenta con todo el plantel, se le da descanso a figuras que igual vienen con temporadas largas. Si la Copa estuviera encajonada en otro momento, creo que sería diferente", agregó Wallace.

Los objetivos propuestos por el entrenador influyen. A lo largo de los torneos la costumbre ha sido ensayar con futbolistas que tienen pocos minutos y solo en algunos momentos, como sucedió en 2002 y 2009, la Sele fue al torneo con su mejor planilla.

"Depende del objetivo de la Selección, el nuestro era ganarlo y así se buscó", comentó Reynaldo Parks, defensor titular en 2002, cuando se obtuvo el subcampeonato.

Por el contrario, en 2009 Costa Rica perdió ante México en semifinales y después también quedó apartado del Mundial de Sudáfrica 2010.

Aunado a esos factores, está la parte mental, afirma Hernán Medford, quien cree que ya es hora de cambiar eso.

"Si hacemos cosas buenas en otros torneos o eliminatorias, ¿por qué no en Copa Oro? Es momento de ganarla, falta dar ese paso".

Etiquetado como: