Por: Fiorella Masís 3 septiembre
En el minuto 80 del partido se solicitó la evacuación del estadio por parte del Ministerio de Seguridad Pública.
En el minuto 80 del partido se solicitó la evacuación del estadio por parte del Ministerio de Seguridad Pública.

Desde ayer la Fuerza Pública tomó el control del Estadio Nacional, tras la amenaza de bomba que se suscitó en el Ricardo Saprissa.

En la Joya de La Sabana se realizará el partido eliminatorio entre Costa Rica y México, mañana a las 8 p. m.

El objetivo de la medida es garantizar la seguridad y evitar falsas alarmas que provoquen la suspensión del juego, como ocurrió en Tibás.

Así lo dio a conocer el ministro de seguridad, Gustavo Mata, quien detalló que “la Fuerza Pública, mediante sus diferentes unidades, tomará control tanto de la parte interna como de las afueras del Estadio Nacional”.

Debido a esto, previo al encuentro se efectuarán exhaustivas revisiones del reducto deportivo josefino.

Seguridad añadió que se desea “descartar que personas inescrupulosas introduzcan cualquier tipo de artículos que amenacen la seguridad de los asistentes al citado encuentro futbolístico”.

En el comunicado de prensa el jerarca indicó que “no se escatimará recurso alguno para garantizar la seguridad y el orden tanto antes como durante y aún después del partido”.

Fuerza Pública coordinará las acciones con la Federación Costarricense de Fútbol, y hoy, a las 10:15 a. m., habrá una conferencia de prensa para brindar más detalles sobre el operativo.

El compromiso entre nacionales y aztecas podría darle el boleto a la Tricolor hacia Rusia 2018, pues si consigue la victoria llegaría a 17 unidades, cifra perfecta para estar en el Mundial.

El Estadio Nacional estará en su máxima capacidad, de 35.000 personas.

Etiquetado como: