A casi un año de asumir la Sele, el técnico de la Nacional afirma que el respaldo de la afición aumenta

Por: José Pablo Alfaro Rojas 1 julio, 2015

Proyecto Gol

A casi un año de asumir la “brasa”, Paulo César Wanchope no se inmuta. Mantiene la cordura ante las críticas y asegura que cada día hay más aficionados que lo apoyan. Se muestra satisfecho con la línea de cuatro, defiende a Keyner Brown y destaca el rendimiento de Elías Aguilar. Durante 25 minutos, el seleccionador habló sin tapujos ayer con La Nación.

¿Cómo quitarse la etiqueta de futbolista y que la gente lo valore como un técnico preparado?

Eso es con los resultados y con el pasar del tiempo; es la única forma. Aquí la gente puede decir muchas cosas, pero lo más importante es lo que se ve reflejado en la cancha. Lo más importante es la tranquilidad que siente algún sector de ver lo que se hizo ante México. La afición está contenta con lo que se vio. Tal vez no hay un elogio hacia mí porque cuando se gana, eso se obvia.

¿Pero usted tiene claro que es un técnico preparado para el reto que está viviendo?

Por supuesto que soy un técnico preparado. He quemado todas las etapas para llegar a este nivel y aunque mucha gente no lo quiera entender, toda la experiencia que viví en el fútbol internacional ayuda. No es garantía de ser buen técnico, pero sí ayuda. Además, me llevé cinco años para obtener la licencia y estuve como asistente en el proceso más exitoso de Costa Rica. Es curioso porque ahora toma relevancia el tema del asistente (ante posible llegada de Óscar Ramírez), pero antes no era así. Es normal, aquí las cosas malas siempre destacan.

Cada vez que pierde surge entre la gente el concepto de serruchapisos. ¿Cómo vive con eso?

Yo vivo tranquilo. Los que viven intranquilos son esas personas que dicen esas barbaridades. Yo sé lo que soy y no me siento mal. Es una lástima porque siempre representé muy bien al país. Fueron muchos años jugando en el exterior, hice muchos goles con la Selección, hice muchos sacrificios y hubo muchos partidos en los que jugué con la rodilla inflamada, que aún me duele. Es una lástima que todo eso se venga abajo para un sector, porque yo siento que son más los que me apoyan que los están en mi contra.

"Por supuesto que soy un técnico preparado. He quemado todas las etapas para llegar a este nivel y aunque mucha gente no lo quiera entender, toda la experiencia que viví en el fútbol internacional ayuda".

¿Es más hostil la afición tica de lo que esperaba?

Hay fanáticos y hay aficionados. Siempre se le va a dar más relevancia a lo malo. No sé si es algo humano o propio de nuestra cultura. No estamos en un ambiente de aprendizaje; siempre lo he dicho.

¿Cómo hace para aislar a su familia de las críticas?

Mi esposa es la más terca en eso de pasar en las redes sociales, entonces se enferma. Yo le digo que no lo vea. Yo la verdad ni me doy cuenta. Mi hijo Paulo de siete años no está muy enterado del tema. Mi hija Pamela está muy inmersa en el mundo del baile y hemos hablado con ella de este asunto. Ella sabe que cuando papi pierde van a decir una cosa u otra. Además, ella es una profesional del baile; entrena cuatro o cinco horas diarias y sabe lo que es luchar. Ella entiende lo que vive el papá.

Primero se habló de 'obligación' de ganar la Copa Oro, luego se dijo que la prioridad es la eliminatoria. ¿Qué puede esperar la afición?

La gente no tiene por qué entender algunas cosas. La gente está por ver el partido, por disfrutarlo, por tomarse los vinitos y los fresquitos, pero nosotros estamos para algo más, para pensar en el futuro y en el proceso. En el camino hacia el Mundial está la Copa Oro y hay una bonita oportunidad de ganarla porque hay un proceso muy bueno.

¿Cuántas horas le dedica a estudiar a los rivales?

Muchas horas. Veo los partidos una y otra vez. Veo cómo atacan, la debilidad del rival y son muchas horas de análisis para aplicar esto en los trabajos del grupo.

¿Necesita a Óscar Ramírez como asistente técnico?

Sería importante. He hablado con él, sé que tiene su forma y hay que darle espacio para que analice las cosas. Yo soy de la teoría de que entre más gente inteligente tenga el grupo, más se facilitan las cosas. Así se trabaja en todos los grandes clubes del mundo.

¿Qué le puede dar Machillo que no le aporta Luis Marín?

Se pueden complementar bien. Luis está aportando liderazgo y su visión desde la perspectiva de un defensa. Óscar ya tiene el bagaje en los dos clubes más grandes del país y es muy meticuloso y bueno para estudiar al rival. También aportan Gabelo Conejo y Erick Sánchez.

Paulo Wanchope dice que elegirá a un técnico de su confianza para que asuma la Preolímpica. Afirma que ya tiene candidatos. | ARCHIVO
Paulo Wanchope dice que elegirá a un técnico de su confianza para que asuma la Preolímpica. Afirma que ya tiene candidatos. | ARCHIVO

Cuando fue nombrado, el comité ejecutivo liderado por Eduardo Li dijo que quería un equipo más ofensivo. ¿Es más ofensivo?

Quiero tener más claridad de ataque, de crear más opciones de gol, pero en caso de que no se pueda, me gusta tener el control del partido con la posesión de balón.

¿Qué características tiene Keyner Brown que lo hacen merecedor de estar en la Sele ?

Es un jugador rápido, bueno en el juego aéreo, tiene proyección y es uno de los defensas que está en el equipo campeón. Muchas cosas buenas se hablaron de él en los partidos que hizo en el torneo nacional y en Concacaf, a excepción del cotejo ante el América. Todo mundo estaba emocionado y hablando bellezas de él y ahora que lo tenemos acá, pues no lo quieren ver.

¿Pero en qué supera Brown a Kendall Waston?

Ya dije lo que veo de Keyner. Una de las cosas que aprendí del proceso de Jorge Luis Pinto es a no hablar de los que no están para evitar los conflictos y los dimes y diretes.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de utilizar la línea de cuatro o la de cinco?

Depende del rival y de cómo hemos visto a nuestros jugadores. Si jugamos con cinco y hacemos una defensa muy retrasada, se nos puede venir el rival encima, pero está la ventaja de que podemos presionar un poquito más arriba para recuperar el balón. Con cuatro tenemos un poco más de presencia en el arco rival, dependiendo de la posesión de pelota que tengamos. Mucho depende de si uno quiere sacrificar un hombre de adelante para ponerlo en la zona defensiva.

¿Cuál es el paso a paso de Elías Aguilar para que alcance el ritmo internacional que usted busca?

Se trabaja en la percepción de juego de él. Por ejemplo, en Costa Rica cuando le llega la pelota tiene una fracción de segundo de más por el ritmo de juego de acá. En el fútbol internacional no tiene ese tiempo, debe resolver de una vez. Elías es un superjugador y lo llevamos poco a poco. Los minutos en que ha entrado, lo ha hecho excelente.

¿Cuál es el futbolista actual más parecido a Paulo Wanchope?

(Piensa unos segundos). Yo creo que hay jugadores mejores que uno hoy en día. Lo que quisiera del grupo es que pueda imitar la persistencia y la ambición de querer siempre más. Yo fui un jugador que siempre luchó por dar lo mejor.