La modificación se debe a un acto de solidaridad con México, que debe viajar a Rusia para disputar la Copa Confederaciones

Por: José Pablo Alfaro Rojas, Fanny Tayver Marín 28 abril
Con dos buenos resultados en casa, la Selección de Costa Rica se acercará más a Rusia 2018.
Con dos buenos resultados en casa, la Selección de Costa Rica se acercará más a Rusia 2018.

Aunque los partidos eliminatorios se venían disputando martes y viernes, el juego entre Costa Rica y Panamá, que estaba pactado para el 9 de junio, se adelantó un día, es decir, para jueves.

Lo mismo ocurrirá con los pulsos Estados Unidos–Trinidad y México–Honduras.

"México tiene la participación en la Copa Confederaciones y en solidadaridad, con Concacaf tomamos la decisión de que se juegue el mismo día, así que adelantamos la quinta fecha de la eliminatoria para el jueves 8 de junio", expresó el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Rodolfo Villalobos.

Con ese movimiento, será posible que para la sexta jornada, México pueda jugar en casa ante Estados Unidos el domingo 11 de junio y que después de ese cotejo, Javier Chicharito Hernández y compañía vuelen a Rusia.

Después de recibir a los canaleros, la Sele también será local ante Trinidad y Tobago, siempre el martes 13 de junio.

"Esperamos jugar a estadio lleno, tenemos siete puntos después de tres visitas y un partido en casa, tenemos que ratificar nuestra posición. Hay una consciencia muy grande en el cuerpo técnico que esos dos juegos son un escalón muy importante que nos acerca al Mundial", apuntó Villalobos.

Para estos dos partidos de la hexagonal, que se disputarán en el Estadio Nacional, las entradas se venderán de forma independiente.

"Después de Denver (partido de la nevada de la hexagonal anterior) y hasta hoy, nuestra Selección ha jugado a estadio lleno, no hemos perdido ni empatado y queremos seguir así".

A los precios de las entradas se les hizo una modificación, pues se incrementaron en ¢500 para apoyar un proyecto del Hospital de la Mujer.

Es decir, costarán ¢10.500 (sol norte y sur), ¢20.500 (sombra este y oeste) y ¢25.500 (preferencial).

Según Villalobos, si ambos juegos se disputan a estadio lleno, como es la expectativa, con eso se tendrían unos $56.000 (¢32 millones) "que irán directo a la compra de algunos equipos que el hospital necesita con urgencia y también se le daría dinero al programa Sala de la Esperanza", que permitirá la atención necesaria para bebés prematuros.

Otra novedad es que se abrirá un formulario en Special Ticket para que los grupos organizados que quieran comprar entradas, lo soliciten.

Habrá una preventa de 3.000 entradas a partir del miércoles para quienes tengan la tarjeta cuenta Sele de Scotiabank.