En el vestuario de la Selección suramericana se propusieron contrarrestar la ofensiva tica para así arrancar con el pie derecho la Copa América Centenario

Por: José Pablo Alfaro Rojas 30 mayo, 2016
Paraguay trabajó en gimnasio durante la mañana y luego realizó una práctica en cancha.
Paraguay trabajó en gimnasio durante la mañana y luego realizó una práctica en cancha.

Orlando, Florida

"No hay excusas", advierte el experimentado mundialista paraguayo Paulo Da Silva cuando se le consulta por el enfrentamiento ante Costa Rica, el primer juego del torneo para ambas selecciones.

En el vestuario de la Selección suramericana se propusieron contrarrestar a la ofensiva tica para así arrancar con el pie derecho la Copa América Centenario, ante una Costa Rica que venció 1 a 0 a Haití, derrotó 2 por 1 a Panamá, empató a uno en Jamaica y la venció en casa 3 por 0.

"Sabemos la capacidad creativa que tienen de la mitad de la cancha hacia adelante. No queremos arriesgar en la salida porque Costa Rica es un equipo que juega bien y que con la pelota te puede hacer mucho daño", aseguró Bruno Valdez, recientemente presentado como nueva ficha del América de México.

En boca de los paraguayos resalta esta palabra: creatividad. Así definen el engranaje de ataque de Costa Rica liderado por Bryan Ruiz y fortalecido con Álvaro Saborío, Christian Bolaños, Johan Venegas y Joel Campbell. (En duda sigue Ariel Rodríguez por lesión)

El último choque entre ticos y guaraníes finalizó 1 por 1 en el Estadio Nacional, en un juego de dientes apretados, de contraste de estilos y pocas ocasiones de peligro.

"Nos quitaron un gol en fuera de juego", vacila la encargada de prensa de este país, Gilda Arrúa.

Mientras Paraguay se concentra en el arsenal ofensivo de la Sele, Óscar Ramírez toma precauciones con el planteamiento táctico del argentino Ramón Díaz.

En palabras de Machillo, es un técnico que "te puede enredar la cosa".

Hoy, los guaraníes son séptimo de la eliminatoria de Conmebol pero están a solo un punto de la zona de clasificación.

En gran medida por el extécnico de River Plate, quien tomó un equipo hundido luego de la desastrosa eliminatoria hacia Brasil 2014, y lo puso a pelear de tu a tú con los favoritos de su área.

"Él sabe como confundir al rival", advierte Machillo.

Tranquilidad. De fondo, en la sala de prensa, se escucha la conversación de un periodista paraguayo en el que reconoce la tranquilidad que le genera al país la posible ausencia de Keylor Navas por lesión.

Recién se enteraron de que el arquero del Real Madrid podría perderse el torneo y eso les causa tranquilidad.

Los jugadores, en cambio, quieren evitar la zona de confort.

"No vamos a tener excusas para iniciar con el pie derecho este camino hacia nuestro sueño. Todos los partidos son importantes, ante Costa Rica será fundamental iniciar con victoria. Nos propusimos ganar sí o sí", afirma Da Silva.

Aún cuando enfrentaron a la Tricolor recientemente, el Mundial de Brasil sigue en la retina de los futbolistas paraguayos, que insisten en que la propuesta ticaes similar a la de hace ya dos años.

La Costa Rica que llegó a cuartos de final, no parece ser parte del pasado sino del presente de esta selección, que llega diezmada al torneo por las bajas de Roque Santa Cruz, Pablo Aguilar y Nelson Ortigoza.

"Es un equipo que juega bien, hizo una gran Copa del Mundo. Será un partido en el que queremos estar a la altura de la competencia y el país", agregó Valdez, quien hace una analogía de este partido con una película que han visto muchas veces.

"Sabemos lo que tenemos que hacer", insiste.

Una película que esperan tenga un final feliz.