Timonel vive su segundo periodo más largo sin ganar con la Tricolor, con cuatro partidos, pero en este tiene peor desempeño (17%) que en el anterior de seis juegos (22%). Este martes puede volver a ganar

Por: Cristian Brenes Hace 6 días

Óscar Ramírez se acostumbró a transitar por autopistas libres de baches con la Selección de Costa Rica, pero en su recorrido de 38 partidos al mando de la Nacional también se metió por terrenos fangosos y actualmente está atascado en su racha con peor rendimiento en la Tricolor.

Ramírez solo ha tenido dos periodos prolongados sin conocer la victoria, desde que asumió la Sele en agosto del 2015; el primero con un desempeño del 22% en seis juegos (dos empates y una derrota en Copa Centroamericana 2017, más un revés y dos igualdades en la hexagonal). Sin embargo, en este momento acumula un 17%, en los cuatro duelos que tiene sin ganar (dos paridades y una caída en eliminatoria, más una goleada en fogueo ante España).

Kendall Waston (izquierda) intentó detener a David Silva (derecha) en el duelo entre España y Costa Rica, que terminó 5 a 0 a favor de los ibéricos. Fotografía: AP
Kendall Waston (izquierda) intentó detener a David Silva (derecha) en el duelo entre España y Costa Rica, que terminó 5 a 0 a favor de los ibéricos. Fotografía: AP

El Macho pretendía potenciar su rumbo a Rusia 2018 dejando una buena imagen con los ibéricos. No obstante, los retoques que realizó en su maquinaria no le dieron frutos y se hundió un poco más, por lo que ahora está obligado a utilizar la doble tracción en el amistoso de este martes ante Hungría, a la 1:15 p. m., en el Groupama Arena de Budapest.

Si bien es cierto, el estratega recalcó que necesita probar más piezas, no puede darse el lujo de que atorarse más y llenar de dudas al combinado patrio, de cara a una Copa del Mundo para que la que apenas faltan siete meses.

Hay muchos objetivos secundarios que se están cumpliendo y en este caso es difícil, entiendo, me gusta ganar. En este momento contamos con una experiencia (partido ante España), que como lo hablé en el camerino después del partido, es de donde se sacan más conclusiones y en eso estamos”, manifestó el timonel en conferencia de prensa.

En la racha anterior en la que Óscar no logró festejar, tuvo la problemática de no concretar adelante, al sumar solo dos tantos en las seis presentaciones, mientras que el rival le perforó su resistencia atrás en cinco oportunidades. Ahora mantiene los problemas en la delantera, con tres anotaciones, pero las dificultades se agravaron en la retaguardia, al contabilizar nueve dianas en contra, incluidas las cinco de los españoles en un juego desastroso, el sábado anterior.

Sin duda alguna que la Selección resintió no contar con Keylor Navas, Bryan Ruiz, David Guzmán y Joel Campbell, todos por lesión. El empuje que dan estos futbolistas no pudo ser sustituido por Danny Carvajal, Johan Venegas y Yeltsin Tejeda, quienes quedaron debiendo.

La premura es total por mejorar y decisiones como las de ensayar contra España con Carvajal (suplente en el Albacete) y con Óscar Duarte (sin jugar desde hace ocho meses por dolencia en la rodilla izquierda) no le salieron a Ramírez.

Costa Rica está urgida de jugar bien y de paso ganar en su visita a los húngaros. Según Johnny Chaves, técnico nacional, la bofetada que dio el conjunto ibérico fue una confirmación de que habían aspectos que venían fallando desde el cierre de la eliminatoria.

Con un resultado como el de España, el cuerpo técnico debe ser muy autocrítico y más aún porque externaron que quieren superar lo que se hizo en Brasil 2014. Hay muy poco tiempo de trabajo, así que debe ajustar y revisar bien su convocatoria. Además, hay que ser claro que en los últimos tres partidos eliminatorios tampoco se jugó bien”, señaló Chaves.

El Macho tiene un registro muy favorable con la Sele, en sus 38 apariciones se impuso en 19 oportunidades, empató en 10 y cayó en nueve, para un rendimiento del 59%. No obstante, el desempeño actual se aleja del acumulado.

Los propios jugadores reconocen que es indispensable cambiar la imagen que dejaron el sábado. Lo ocurrido el fin de semana es visto como una lección que dejó mucho aprendizaje.

Cada vez que vamos al campo de juego queremos ganar, porque vivimos de esto. Está claro que es un partido amistoso, que el cuerpo técnico nos da las armas y las ideas que debemos plasmar, pero adentro somos nosotros los que tomamos decisiones. Mañana (martes) será una linda prueba para hacerle ver a la gente la idea de juego que tenemos, mostrar un buen fútbol y luchar los 90 minutos por ganar”, recalcó Giancarlo González en conferencia de prensa.