Por: Ferlin Fuentes 4 febrero, 2016
Óscar Ramírez ayer, durante el entrenamiento de la Sele en el Proyecto Gol. El técnico anunció que en el juego del martes ante Nicaragua le dará la capitanía a Miller, Barrantes o Waston. | GRACIELA SOLÍS
Óscar Ramírez ayer, durante el entrenamiento de la Sele en el Proyecto Gol. El técnico anunció que en el juego del martes ante Nicaragua le dará la capitanía a Miller, Barrantes o Waston. | GRACIELA SOLÍS

El técnico de la Selección Nacional, Óscar Ramírez, advierte que el grupo que viajó a Venezuela para el partido amistoso y los jugadores habituales para partidos oficiales deben estar claros en que no pueden recibir tarjetas rojas como las de Johan Venegas y David Ramírez.

Frente a los suramericanos (derrota 1-0), Venegas fue expulsado a los 42 minutos por reclamarle al árbitro, mientras que Ramírez vio la segunda amarillo y a la vez la roja, al 65', por sujetar de la camiseta a un rival en un contragolpe pese a que estaba en el centro de la cancha y que la defensa de la Tricolor estaba bien posicionada.

"Era un partido con 11 jugadores y teníamos variantes como Kenny Cuningham, José Sánchez y Josué Martínez para el segundo tiempo, pero con las expulsiones todo se va al traste. Quedó claro que no se pueden dar expulsiones infantiles", explicó Ramírez el miércoles por la noche a su llegada a Costa Rica.

Para el estratega nacional, este compromiso ante la selección de Venezuela servía para observar jugadores de cara a los partidos eliminatorios ante la selección de Jamaica, que serán en doble jornada consecutiva, 25 de marzo en Kingston y 29 de ese mes en San José.

"Son alternativas de jugadores, hay un grupo base que ha ido a la mayoría de los partidos oficiales, pero hay imponderables que pueden afectarnos como amarillas o lesiones", agregó.

Ramírez explicó que pudo ver a varios futbolistas de cara a la eliminatoria, como el caso del defensor Allan Miranda, así como la comunicación entre Johnny Acosta y Kendall Waston, sumado a Rándall Azofeifa en el medio del campo.

"Tenemos el abanico más amplio. Sabemos quiénes son los jugadores A y quiénes son los B, pero todo va a depender de la lucha que se dé entre ellos", puntualizó.