Fedefútbol busca la forma de minimizar riesgos para poder traer rivales de peso

Por: Juan José Herrera Ch. 9 octubre, 2014

A menos que la Federación Costarricense de Fútbol dé con la forma de minimizar las pérdidas y riesgos en la aventura de traer selecciones de primer nivel al Estadio Nacional, los fogueos con rivales de renombre serán a partir del próximo año solo un recuerdo.

Las enormes pérdidas que los partidos ante Argentina y Brasil dejaron en 2011 y la nula rentabilidad que hasta la fecha reportan los amistosos disputados en La Sabana tienen a la Fedefútbol contra la pared, buscando soluciones a un problema en el que admiten el panorama es pesimista.

“Por la situación que atraviesa el país en la actualidad y el panorama a futuro, yo diría que pensar en esa posibilidad (de volver a traer al país un rival de primer nivel) es complicada. Para nosotros buscar esos mecanismos es una prioridad, pero a hoy puedo decir que no veo muy claro ese tema”, reconoció el vicepresidente federativo Jorge Hidalgo.

El directivo fue tajante en señalar que antes de que termine el año deberían haber encontrado los caminos que permitan cuando menos disminuir los altos riesgos económicos de ese objetivo, pero que pensar en repetir lo del 2011 (cuando se recibió a Argentina, Brasil y España) es casi una utopía.

“No tenemos la capacidad financiera de absorber ese tipo de riesgo, pero antes de que acabe el año deberíamos haber encontrado los caminos o la fórmula para tampoco descartar una situación que a todas luces es importante para el desarrollo y crecimiento de nuestro fútbol”, apunto Hidalgo.

Costa Rica cayó ante Brasil 0-1 en octubre de 2011, uno de varios amistosos que reportó ganancias en lo deportivo pero pérdidas en lo económico. | ARCHIVO
Costa Rica cayó ante Brasil 0-1 en octubre de 2011, uno de varios amistosos que reportó ganancias en lo deportivo pero pérdidas en lo económico. | ARCHIVO

Caminos. Entre los primeros apuntes que la Fedefútbol traza para encontrar respuesta a esa encrucijada está el renegociar los aportes de sus actuales patrocinadores y también la necesidad de conseguir algunos nuevos.

“Esas son las primeras opciones, no queremos que todo se traduzca en un aumento en el costo de las entradas porque no se trata de hacer del fútbol un espectáculo excluyente, pero sí necesitamos del clamor de la gente para que las empresas, tanto privadas como estatales, se acerquen cada vez más a la federación”, dijo Jorge Hidalgo.

Más optimista fue el tesorero federativo Rodolfo Villalobos, quien aseguró que todavía no da por descartados el regreso de equipos de primer nivel al país pero sí abogó por un cambio de mentalidad en el aficionado costarricense.

“El problema en Costa Rica es que se paga por ver al que viene y no al que está, queremos que eso se dé vuelta, que se pague por ver al portero del Real Madrid por ejemplo o a las grandes figuras que tenemos, claro está ojalá jugando contra un equipo que también traiga a jugadores de alto nivel”, aseguró.

“Yo no diría que las puertas a eso están cerradas, pero sí aclaro que la Federación no está para andar repartiendo plata porque sí, hay que reducir riesgos”, añadió.