La selección de México tiene su boleto asegurado para la Copa del Mundo de Rusia 2018 y es la única que no ha perdido en la eliminatoria de la Concacaf.

Por: Steven Oviedo 5 septiembre
Javier Hernández celebra su anotación contra Costa Rica en el Estadio Azteca.
Javier Hernández celebra su anotación contra Costa Rica en el Estadio Azteca.

La selección de México tiene su boleto asegurado para la Copa del Mundo de Rusia 2018, es la única que no ha perdido en la eliminatoria de la Concacaf y, a la vez, es el equipo más contundente del área.

No obstante, llega presionada al juego ante Costa Rica, porque aunque parezca contradictorio, un sector de prensa y afición están en contra del trabajo que realizar el estratega colombiano Juan Carlos Osorio al frente del Tri.

"México siempre vive una dualidad, yo veo que internamente está sólido el equipo, están convencidos de lo que es Osorio, veo una generación extraordinaria de jugadores con mucho talento y muchas alternativas, pero a la vez tiene un ambiente afuera muy controvertido y a veces da la sensación de querer tumbar el proceso y que les vaya mal", detalló José Antonio Tato Noriega, exjugador de la selección de México y comentarista de ESPN.

Tato considera que el ambiente que rodea a la representación azteca le juega en contra en algunas oportunidades.

"Yo tengo la sensación de que México juega bien, de que tiene capacidad para imponer condiciones para mantenerse líder, pero esta presión externa le puede jugar en contra y los rivales pueden aprovecharla", agregó Noriega.

Por su parte, John Sutcliffe, quien es el encargado de la cobertura del equipo mexicano en ESPN, ve este juego ante Costa Rica como una gran oportunidad para dejar en claro su nivel.

"El grupo tiene que salir y mandarle un mensaje a la afición diciendo que están con Osorio y la manera es jugando buen fútbol en Costa Rica y tratando de sacar la victoria", comentó Sutcliffe.

Otro que opina que el juego no será sencillo para Costa Rica es el comentarista de ESPN, Andrés Agulla, quien vislumbra un duelo muy complejo.

"Esa presión la tiene (México) y no le hace bien a Costa Rica que México juegue con esa presión. México es un buen equipo con un buen entrenador, que tiene ideas muy claras y siente la obligación de mostrarse", comentó Agulla.

Para él, la prensa mexicana le pide más a su selección de lo que debe dar y los pasos fallidos en Copa América Centenario, Copa Confederaciones y Copa Oro indisponen a un sector de los periodistas.

"Hoy este México, que ya clasificó, tiene la necesidad de mostrarse todo el tiempo, le pone un nivel de presión que le obliga a rendir muy alto, le pone en puerta un juego difícil a Costa Rica", finalizó Agulla.

Para este partido, la cantidad de periodistas acreditados se duplicó, según la Federación Costarricense de Fútbol, al llegar a 700 personas, pero no detallaron la cantidad de aztecas con credencial.

En caso de que Costa Rica derrote por cualquier marcador a México, asumiría el primer lugar de la eliminatoria y avanzará al Mundial, sin depender de otros resultados.