El estratega hizo muchos cambios entre partidos en el mundial sub 17 en Chile y ahora hace lo mismo con la sub 20 en Corea del Sur.

Por: Steven Oviedo 29 mayo
Marcelo Herrera tuvo momentos de tranquilidad y muchos otros de tensión durante la victoria de Costa Rica 2-1 ante Bermudas.
Marcelo Herrera tuvo momentos de tranquilidad y muchos otros de tensión durante la victoria de Costa Rica 2-1 ante Bermudas.

A muchos podría sorprender que Marcelo Herrera, técnico de la Selección Nacional sub 20, haga tantos cambios entre un partido y otro durante la Copa del Mundo que se está efectuando en Corea, pero esa es la marca del argentino.

Con el técnico de la Juvenil los jugadores tienen poco margen de error en estas justas, ya que sí algo no le gusta o sí un jugador incumple lo que se le pidió, va al banquillo sin que al estratega le tiemble el pulso.

En este torneo, la Tricolor solo tiene cuatro jugadores que han demostrado ser inamovibles: el arquero Adonis Pineda, los defensas Diego Mesén y Esteban González, junto al habilidoso volante Gerson Torres.

Estos cuatro jugadores son los únicos que han estado en las tres formaciones estelares de Herrera en lo que va del torneo.

Los cambios entre juegos han sido la constante del estratega suramericano, quien para el segundo partido del torneo ante Portugal realizó dos variantes con respecto al equipo que arrancó ante Irán, pero el cambio más marcado fue entre el duelo ante los lusos y el enfrentamiento con Zambia, pues hizo seis variantes en el once estelar.

Los cambios en el transcurso de cada juego también son una verdadera incógnita cuando se trata de Marcelo Herrera, pues en estos tres compromisos ha efectuado nueve variantes utilizando a ocho jugadores distintos. El único que ingresó dos veces a la cancha como permuta fue Jostin Daly, ante Irán y Portugal, y fue estelar contra los africanos.

Hace dos años, en la Copa del Mundo sub 17 que se realizó en Chile, pasó un situación muy similar, ya que los cambios fueron constantes en el equipo que también dirigía Herrera.

En ese torneo, Costa Rica jugó contra Sudáfrica, Rusia y Corea del Norte en la fase de grupos, Francia en octavos de final y Bélgica en cuartos de final, fase en la que quedaría eliminada.

De los 21 jugadores que asistieron a esa cita mundialista solo cuatro estuvieron presentes en los cinco duelos que sostuvo Costa Rica. Ellos son: el portero Alejandro Barrientos, los defensas Pablo Airboine y Luis Hernández, junto al volante Roberto Córdoba.

Con respecto a los cambios, la situación es parecida, pues realizó 14 variantes en esos cinco juegos (ante Francia solo hizo dos) y usó 10 jugadores distintos.

Entre partidos hubo muchas variantes, del duelo ante Sudáfrica al de Rusia hubo dos cambios, entre el de los rusos y Corea del Norte se dieron cinco, después de ese juego se enfrentó a Francia con seis variantes con respecto al duelo ante los coreanos y para el último choque solo un jugador salió de la titular para enfrentar a Bélgica.

Curiosamente, si comparamos los dos mundiales, solo cuatro jugadores están en la base de Herrera y son un portero, dos defensas y un volante.

La Selección Nacional jugará este miércoles a las 5 a. m. ante Inglaterra en los octavos de final y en caso de avanzar se mediría al ganador del juego entre México y Senegal.