El comunicador del programa El Desmarque, especializado en fútbol femenino, analizó las características de España de cara al debut mundialista ante la Sele de hoy a las 2p.m.

Por: José Pablo Alfaro Rojas 9 junio, 2015

Redacción

Manuel Galán, periodista español del programa El Desmarque
Manuel Galán, periodista español del programa El Desmarque

Decir Canadá es llevar el brillo a la mirada de las jugadoras españolas, que otrora afrontaban un Mundial absoluto como un sueño lejano. Hoy toca despertar y disfrutar.

Las categorías inferiores –dos oros y sendas platas en los Europeos sub-17 desde 2009– impulsan a un bloque asentado en Ruth García, Verónica Boquete y Natalia Pablos, campeonas continentales sub-19 en 2004.

La sobriedad distingue a la cancerbera, Ainhoa Tirapu. Irene Paredes y la propia García son unas marcadoras centrales de garantías. En los carriles, Marta Torrejón es solvente en el derecho. Por la izquierda, el estratega Ignacio Quereda varía entre el carácter ofensivo de Eli Ibarra y la inteligencia táctica de Leire Landa. Melanie Serrano destaca a balón parado.

Shirley Cruz (der) marca a Veronica Boquete en la final de la Champions , ayer. | AP
Shirley Cruz (der) marca a Veronica Boquete en la final de la Champions , ayer. | AP

En la media sobresale Virginia Torrecilla, una auténtica mariscal. La mediapunta es la línea más versátil. Sonia Bermúdez y Verónica Boquete son fijas. Vicky Losada, Alexia Putellas y Jenni Hermoso aportan imaginación. Marta Corredera, Priscila Borja o Erika Vázquez, desborde y llegada.

La referencia ofensiva es Natalia Pablos. Su retorno a la selección tras años ausente es el ingrediente que necesitaba el queque español para deleitar en su presentación ante el mundo por su sabor y destreza.