Christian Gamboa volvió a mostrar su mejor nivel en la Tricolor y la incorporación de David Ramírez le da mayor movilidad al ataque de Chope

Por: José Pablo Alfaro Rojas 27 junio, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 6

Redacción

Costa Rica igualó a dos ante México en un juego de dos caras para la Nacional. En el primer tiempo dominó el cotejo a placer, aprovechó el hueco que dejó el Tri en el centro del campo y encontró en la habilidad de Joel Campbell y en la claridad en los movimientos de David Ramírez una dupla valiosa para la Copa Oro.

En la complementaria regaló los primeros 15 minutos, en los cuales los aztecas empataron el cotejo a dos tantos.

Estos son los cincos aspectos que mejoró la Nacional, a las puertas del debut en Copa Oro ante Jamaica.

1. Movimientos en ataque. Paulo Wanchope retrocedió unos metros a Joel Campbell para que acompañara a los volantes en las funciones de creación. El resultado le dejó buenos dividendos a la Tricolor pues el futbolista se juntó con Bryan Ruiz en la generación de acciones de peligro. De paso, David Ramírez aprovechó su facilidad para buscar los espacios y generar más opciones de gol. De los experimentos del seleccionador en zona ofensiva, este es el más acertado, ya que los dos goles se crearon con base en la productividad de estos hombres en ataque.

2. Mejoría por derecha. Costa Rica volvió a observar la mejor versión de Christian Gamboa por su banda. Este fue el tercer partido consecutivo del lateral luego de una temporada de altibajos en el West Bromwich, en la que no jugó un solo minuto en liga durante el 2015. Ciertamente, el veloz futbolista se proyectó en varios ocasiones por el costado y se ajustó a los dos esquemas defensivos que utilizó Chope ayer, con cuatro y cinco hombres atrás.

3. Cohesión entre líneas. El funcionamiento defensivo de la Sele mejoró notablemente. La línea de medio campo no lució tan separada de la zaga como en los encuentros anteriores y a la Tricolor casi no la tomaron mal parada. Los goles cayeron en el inicio de la segunda etapa por errores puntuales en la marca y luego de 15 minutos de descontrol. A excepción de ese periodo, la defensa se vio más coordinada que en los últimos compromisos.

4. Zona de marcación. El mismo Paulo Wanchope reconoció tras el partido que era importante que José Miguel Cubero tuviera ritmo de competencia al más alto nivel, luego de un año muy irregular por las lesiones y en el que casi no jugó con su club, el Blackpool de la segunda división de Inglaterra. El futbolista mostró ante México mayor solvencia en la marca y claridad con la pelota. Pese a que aún no está al 100%, le da equilibrio a la Tricolor en la medular. De igual manera, Costa Rica mejoró en el pressing y en la recuperación de balón.

5. Posesión de balón. Costa Rica volvió a tener la pelota, sobre todo en el primer tiempo del duelo. La Sele tenía tres compromisos (Panamá, Colombia y España) de no ganar la posesión de balón, en gran medida por la falta de protagonismo de Bryan Ruiz. Frente al Tri, el equipo patrio creció notablemente en este aspecto y por ende tuvo mayor contundencia en las aproximaciones al arco rival. Da la impresión de que Chope encontró una versión muy cercana de su once estelar para disputar la Copa Oro.