Por: Fiorella Masís 23 julio
Francisco Calvo sufrió un golpe durante el juego ante Estados Unidos. El zaguero fue uno de los puntos altos de la Sele , al jugar como lateral izquierdo por las lesiones de Rónald Matarrita y Bryan Oviedo. | AFP
Francisco Calvo sufrió un golpe durante el juego ante Estados Unidos. El zaguero fue uno de los puntos altos de la Sele , al jugar como lateral izquierdo por las lesiones de Rónald Matarrita y Bryan Oviedo. | AFP

Dallas.

Dallas. Algunas preocupaciones invaden a Óscar Ramírez a poco más de un mes para que Costa Rica se enfrente de nuevo a Estados Unidos, pero esta vez por la eliminatoria hacia el Mundial Rusia 2018.

El 1.° de setiembre, los ticos se volverán a ver con el equipo de Las Barras y las Estrellas , en Nueva Jersey.

La primera inquietud del técnico nacional es que no haya más lesionados, luego de lo que sufrió en la Copa Oro para rearmar la ofensiva patria.

“De alguna manera no tuvimos un Joel Campbell, un Christian Bolaños, y Estados Unidos lo tuvo con Clint Dempsey, y eso marca la diferencia. En setiembre espero tener todas esas armas para competir mejor”, apuntó Ramírez.

La segunda preocupación es que los jugadores tengan ritmo con sus clubes.

Aunque no dio nombres, el Macho lamentó que puede ocurrir que alguna de las figuras no tenga equipo, mientras que otras podrían quedar relegadas a la banca porque no han estado en la pretemporada.

Por ejemplo, no hay certeza de que Bryan Ruiz continúe con el Sporting Lisboa de Portugal, aunque el futbolista declinó referirse a este tema durante la disputa de la Copa Oro.

“Puede ser que como llegan un poco a destiempo, los entrenadores tengan que esperar para mirar y ver si les dan rodaje”, advirtió el timonel.

A esto se le suma que el Macho volverá a ver a los seleccionados unos cuantos días antes del duelo contra los norteamericanos. “Eso es lo más complicado de una selección, que los dejas ahora y los tomas en mes y medio”, enfatizó.

Virtud. Óscar Ramírez insistió en que se vio una Sele fortalecida en la parte defensiva, aunque admite que debe corregir errores en otras partes del campo.

“Salgo con más aprendizaje. Aunque queríamos más y en algún momento pensamos en más, este juego contra Estados Unidos me da una idea de lo que podría ser en setiembre acá.

”Ahora a estudiar y ver qué poder agregarle con muchachos que tengamos que no vinieron. Apuntamos cosas buenas que nos deja, siento que tener los cinco partidos en los que fuimos corrigiendo, nos fue dando solidez”, resaltó.