Tricolor logró revalidar el título de monarca de Uncaf con solo un titular de Brasil

Por: Juan José Herrera Ch. 16 septiembre, 2014

Más allá de lo mucho o poco que el nivel del área pueda representar en el fútbol mundial, el título de la Copa Centroamericana debe ser enmarcado como una reafirmación de la jerarquía tica en el área.

La obligación de Costa Rica por asegurarse todos los objetivos propuestos para el torneo también pasaba por mantener ese estatus que ya posee en la Uncaf, y que el pasado Mundial vino a adornar.

Por eso, la obtención del título a manos de un equipo que en la final solo contó a Bryan Ruiz como parte de la titular en Brasil, dice mucho del crecimiento que sí tuvo el fútbol costarricense y el nivel sobre el que se deberían sentar las bases de cara a la próxima eliminatoria.

Guatemala, por ejemplo, cayó con lo mejor de su arsenal en esa definición, un combinado que si bien se alegra con la aparición de nombres nuevos también alarga la valía de otros más veteranos.

“Yo creo que eso dice mucho de lo fuerte que vamos a estar para la eliminatoria y que hay que seguir evolucionando, trabajando de la mejor forma para crecer”, aseguró Paulo Wanchope, técnico interino de la Tricolor durante el torneo.

La Selección arribó la noche del domingo a suelo costarricense. Johan Venegas, Juan Bustos y Kevin Briceño fueron parte del grupo. | PABLO MONTIEL
La Selección arribó la noche del domingo a suelo costarricense. Johan Venegas, Juan Bustos y Kevin Briceño fueron parte del grupo. | PABLO MONTIEL

Base local. A parte de ese grito de autoridad, la Copa Centroamericana también llegó como trampolín para la base local de la Selección, esa que desde ya espera meterse en un grupo bastante armado.

“Todo esto quiere decir que el nivel de fútbol de Costa Rica ha crecido y va en aumento, ya hemos alcanzado cierto nivel y hay que seguir. Los jugadores del ámbito local tienen mucha calidad y ya se demostró. Eso es bueno para que el próximo técnico que venga se dé cuenta que aquí hay material”, reconoció Johan Venegas, uno de los que más aprovechó el llamado.

“Ese título y cómo se consiguió habla muy bien de los jugadores que hay acá, y que a pesar de que en esa final solo hubo un titular de Brasil el equipo se vio bien. Para mí eso deja mucho de qué hablar para esta Selección, que hay una buena camada y que el país puede estar tranquilo de que hay material para esta eliminatoria”, afirmó a su vez Patrick Pemberton, guardameta suplente en el Mundial pero pieza inamovible durante el torneo del Istmo. Colaboró con esta información el periodista José Andrés Herrera.