Vuelo se atrasó una hora

Por: Diego Ureña S. 11 octubre, 2014
Los seleccionados costarricenses no fueron reconocidos por los coreanos que esperaban familiares o amigos en el aeropuerto.
Los seleccionados costarricenses no fueron reconocidos por los coreanos que esperaban familiares o amigos en el aeropuerto.

Seúl, Corea del Sur

La Selección Nacional tuvo una llegada tranquila a Corea del Sur para disputar su segundo amistoso de octubre.

Tras un viaje de ocho horas desde Omán, la Tricolor arribó a las 5:55 p. m. (2:55 a.m. hora tica) a su nuevo destino, ya que sufrieron un retraso de una hora en su salida de Dubaí.

Además tuvieron que esperar cerca de dos horas para completar sus procesos migratorios en el Aeropuerto Internacional de Incheon, por la gran afluencia de vuelos en esa terminal.

La prensa coreana no se hizo presente y el plantel fue recibido solo por el embajador Manuel López Trigo y sus dos asistentes.

Michael Umaña se integró al plantel en la escala en Dubaí, pues no pudo jugar contra Omán por problemas con su visa.

Los seleccionados se trasladaron al hotel donde les esperaba un grupo pequeño de costarricenses que residen en Seúl.