Por: José Pablo Alfaro Rojas 15 noviembre, 2015
Marco Ureña trota en el entrenamiento de la Tricolor.
Marco Ureña trota en el entrenamiento de la Tricolor.

En el vestuario de la Sele confían en salir bien librados de la visita a Panamá pese a las bajas de última hora de Óscar Duarte, Johan Venegas y Celso Borges por lesión.

El equipo Nacional reconoce que les espera un juego muy físico y de mucho contacto. También saben que en suelo canalero el duelo ante Costa Rica se percibe como un clásico.

"El equipo sabe que este será un juego de mucho roce, Panamá se nos van a venir encima los primeros 15 minutos. Van a buscar el juego físico que es lo que a ellos les sirve. Los delanteros de Panamá buscan mucho el juego al cuerpo y al choque y hay que tener claro eso", reconoció el defensor Johnny Acosta.

Luego de dar una larga charla técnica, Óscar Ramírez y sus muchachos entraron al campo del Proyecto Gol para realizar su última práctica del día, a eso de las 9:20 a.m.

La consigna del plantel es aprovechar cada uno de los espacios que dejé Panamá en defensa. La Tricolor quiere aprovechar la premura de su adversario por ir al ataque y hacer valer la localía.

"Ellos son casa y quieren ganar pero eso puede causar que se descuiden atrás y eso hay que aprovecharlo. En el último partido que disputé allá me sentí bastante bien", dijo el atacante Marco Ureña.

Cristian Gamboa advierte sobre el arbitraje de Joel Aguilar Chicas. El lateral señala que no hay que cometer faltas muy fuertes.Video: José Pablo Alfaro

Posted by Puro Deporte on domingo, 15 de noviembre de 2015

Aunque reconocen que el partido será de alta tensión, el grupo está convencido de que en el plantel hay calidad de sobra para hacerle frente. También admiten que un empate podría ser valioso.

"Esto es eliminatoria y no podemos regalar puntos allá. La aficion se va a meter y seguro el árbitro estará a favor de ellos, pero nosotros sabemos que hay que ser inteligentes y hacer lo nuestro", agregó el lateral Cristian Gamboa.