Brasil será el siguiente rival de la Tricolor, el miércoles a las 5 p. m.

Por: Fiorella Masís 14 junio, 2015

La motivación por lo que ya se ha hecho en el Mundial Canadá 2015 es la inyección principal de la Selección Nacional Femenina, la cual solo piensa en los octavos de final.

Tras sus dos primeros puntos en la cita planetaria, con empates ante España (1-1) y Corea del Sur (2-2), las ticas ahora se enfocan en un nuevo reto: Brasil.

La muchas veces temida Canarinha llega con el claro cartel de favorita, pero como ha sido costumbre en la Tricolor, la camiseta rival no las achica.

"Sabemos que Brasil es un gran rival, venimos de vivir dos historias muy bonitas que nos motivan muchísimo. Sabemos que el trabajo es nuestro, dependemos de nosotros mismas para clasificar a una segunda ronda", comentó la jugadora Lixy Rodríguez en declaraciones difundidas por la Federación Costarricense de Fútbol.

Karla Villalobos, protagonista de la Sele al conseguir la igualdad ante Corea, aseguró, mientras se recupera del éxtasis que vive desde el sábado, que el grupo está listo para enfrentar otra 'final'.

"Estamos súper motivadas, sabemos que el sueño todavía vive, pero somos conscientes de que lo que viene es más duro. Tenemos que trabajar bastante duro estos días, sin desviarnos, sabiendo que pase lo que pase, lo importante es obtener un buen resultado", comentó la goleadora.

La garra en la cancha se une a esa motivación para alargar el buen momento que vive la Selección, asegura la volante Cristin Granados.

"Los ojos del mundo están volviendo a ver a Costa Rica, ya vieron que no somos la cenicienta del grupo. No tenemos otro objetivo que ganarle a Brasil, no queremos empatar, queremos ganar", comentó la futbolista.

"Será un partido muy parejo, si nos paramos bien y jugamos como hemos venido haciéndolo, creo que sí se va a poder sacar", agregó.

Si Costa Rica iguala ante las brasileñas y Corea del Sur empata con España, el boleto quedará en manos ticas.

Si la Sele pierde y hay igualdad en el otro juego, entrarán en disputa los criterios de desempate, pues la Tricolor quedará con dos unidades y españolas o coreanas también.

Costa Rica jugará ante Brasil el próximo miércoles a las 5 p. m. en la ciudad de Moncton, donde ya se encuentra la delegación nacional.