22 julio
La definición marcó la diferencia La definición marcó la diferencia en el Costa Rica ante Estados Unidos
La definición marcó la diferencia La definición marcó la diferencia en el Costa Rica ante Estados Unidos

Costa Rica hizo un juego intenso y peló con el rival por cada centímetro, en un choque sumamente cerrado y de muy pocas posibilidades para ambos. La gran diferencia fue la efectividad de Estados Unidos, en comparación con la de la Nacional.

Los norteamericanos generaron tres ocasiones claras y concretaron dos, mientras que la Tricolor contó con dos alternativas y pecó en definición, aspecto que se paga sumamente caro al más alto nivel y cuando se disputa un pase a una siguiente ronda en un certamen corto.

Hay aspectos a destacar en este compromiso, como el movimiento que realizó Óscar Ramírez al colocar a Bryan Ruiz como un volante mixto y ubicar a David Guzmán por un costado. La modificación le permitió a la Sele tener más posesión, encontrar a Bryan y que él se encargara de dar salida, generar alternativas y ganar la lucha en la mitad.

No obstante, se pagaron muy caros los detalles ante unos estadounidenses que supieron ser pacientes, encontraron un pequeño espacio y golpearon.

Ya con el marcador en contra y con el reacomodo Costa Rica perdió eficiencia, se desorganizó y los relevos para los jugadores agotados terminaron perjudicando.

En el balance general de la Copa Oro se puede decir que se dieron buenos juegos, se buscaron algunas variantes y el llegar a semifinales terminó siendo positivo.

No obstante, considero que era un torneo para llevar un grupo más joven, valorar posibilidades y combinar a los menos experimentados con algunos de más rodaje. Todo esto con el objetivo de contar con recambios en la eliminatoria. Siento que era mejor darle descanso a la base, que pudieran hacer la pretemporada y tener un nivel óptimo para los duelos de septiembre.

Uno a uno
Uno a uno