Por: Juan José Herrera Ch. 14 octubre, 2014

Keylor Navas vivió un regreso tranquilo a la Selección Nacional, con una victoria cómoda ante Corea del Sur en el que fue su primer partido con la camiseta Tricolor después de aquel alabado papel en el Mundial de Brasil.

El guardameta del Real Madrid apenas fue exigido por los surcoreanos, que acabaron el encuentro con cuatro tres remates a marco, uno de los cuales derivó en gol pero en el que poco pudo hacer Navas.

Después de ahí, el guardameta tico tuvo solo seis intervenciones de escaso peligro en un partido donde tocó 17 balones, un balance positivo para el arquero en este reencuentro con la base de la Selección.

El único momento de apremio lo vivió casi al final del partido, cuando soltó un balón que llegó a sus manos producto de un tiro libre en apariencia inofensivo. Para su fortuna, el árbitro invalidó el gol coreano por posición prohibida.

Keylor Navas ofreció su intensidad usual ayer en el entrenamiento de Real Madrid en Valdebebas. El tico sigue intentando ganar minutos. | EFE
Keylor Navas ofreció su intensidad usual ayer en el entrenamiento de Real Madrid en Valdebebas. El tico sigue intentando ganar minutos. | EFE

También tuvo la suerte de su lado, pues al cierre del primer tiempo Min Woo Kim estrelló un balón en el horizontal que estuvo cerca de convertirse en el momentáneo empate.

Navas regresará ahora a España para reintegrarse a los trabajos del club madridista, pero se espera que vuelva a viajar a mediados de noviembre hacia América, pues la Tricolor despedirá su exitoso 2014 con un último amistoso ante Uruguay en Montevideo, el día 13 de ese mes.