Por: Daniel Jiménez 27 marzo
Los jugadores de la Selección Nacional caminaron sobre la gramilla del estadio Francisco Morazán.
Los jugadores de la Selección Nacional caminaron sobre la gramilla del estadio Francisco Morazán.

San Pedro Sula

Lejos del tenso ambiente que se pronosticaba para los seleccionados nacionales, Keylor Navas dio selfies por doquier en el estadio Morazán, como parte de un arribo a Honduras sin contratiempos ni hostilidades.

Una de las protagonistas en el recibimiento a la escuadra tica es la pequeña Ashley Martínez, de tan solo dos meses. La bebé es hija de Arnold Martínez y Yariela Rodríguez, quienes se mostraron ilusionados por el momento que compartieron con Navas.

Keylor Navas se tomó fotografías con algunos aficionados, entre ellos una bebé hondureña.
Keylor Navas se tomó fotografías con algunos aficionados, entre ellos una bebé hondureña.

"Fue algo muy emocionante, vamos a guardar esta fotografía por siempre porque Keylor es muy querido aquí y para nosotros es un gran jugador", dijo la madre de Ashley.

Y agregó: "Nosotros somos seguidores de toda su carrera y más ahora que está en el Real Madrid".

Además, el cancerbero compartió con aficionados desde que se bajó del autobús y más de tres seguidores obtuvieron su fotografía con el Halcón.

"Contrario a lo que se dijo y se malinformó, la Sele viene aquí a disfrutar y Keylor es uno de ellos. Es bastante querido y sabemos que tiene un don de gente especial", citó Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol.

Navas, como es costumbre, fue la figura tica más apetecida por los catrachos. Como señaló el periodista catracho Rigoberto Rivera, del diario programa telesivo Fútbol a Fondo, la presencia de Keylor Navas fue una de las razones de la presencia de tanto periodista, más de lo usual, según dijo, en el reconocimiento de cancha de la selección tica.

"No es tanto por Costa Rica, sino por Navas", aseguró Rivera, quien de inmediato añadió: "Y no es exactamente por Navas, sino por el portero del Real Madrid".