En Alajuelense juega cada vez más adelantado desde que llegó Floro. La mayoría del tiempo como contención y frente al Once Caldas en funciones de creación en el mediocampo. En Copa Oro volverá a la zaga y tendrá su gran chance

Por: José Pablo Alfaro Rojas 23 junio
Kenner Gutiérrez (5) había representado a Costa Rica en selecciones menores, pero con la Mayor fue su bautizo. | AFP
Kenner Gutiérrez (5) había representado a Costa Rica en selecciones menores, pero con la Mayor fue su bautizo. | AFP

Redacción

Frente a Once Caldas, Alajuelense mostró algunos bocetos de lo que Benito Floro pretende para el certamen venidero. Utilizó a Kenner Gutiérrez como volante, suelto en el mediocampo. Ya ni siquiera como un candado, posición en la que jugó la mayoría de la campaña anterior con un buen desenvolvimiento.

En cada partido, Floro parece darle más libertades a Gutiérrez en ataque y menos responsabilidades en la zaga. El defensor central sube metros y metros para olvidarse de su puesto natural y satisfacer las nuevas necesidades.

Solo unos días después, le corresponde asumir otro escenario. En el banquillo está su anterior entrenador, Óscar Ramírez, quien lo perfila como defensor central en la Copa Oro.

Curiosamente, Macho utilizó a Kenner como contención en un partido de la Liga de Campeones de Concacaf ante Cruz Azul cuando era estratega erizo. Durante el resto de su era, jugó la mayoría de cotejos como central.

La gran oportunidad de Kenner de ganarse un lugar definitivo en la Tricolor se presenta en Copa Oro y en circustancias totalmente distintas a las que vive en el día a día con su equipo.

"Sí cambia un poco, en Alajuela estoy un poco más libre en la zona de contención y en este último partido estuve de volante, es parte de lo que está innovando el profesor Benito en Alajuela; aquí en la Selección es totalmente otra cosa, es central y cumplir las funciones que quiere el profesor Óscar Ramírez", explicó Gutiérrez.

La faceta táctica y la metodología de trabajo cambia radicalmente. Mientras en las prácticas rojinegras debe enfocarse en cumplir un rol protagónico en la ofensiva, en la Sele tiene que integrarse de inmediato a la zaga.

El trabajo es distinto. Al estar más suelto debe realizar mayores recorridos físicos y conocer a la perfección el 'timing' de cuando puede sumarse al ataque, o por el contrario, debe ser un escudo en la medular.

En la defensa es determinante la coordinación con sus compañeros y sobre todo los movimientos que pretende Macho, de cuando puede romper la línea para apoyar al mediocampo o sí debe quedarse replegado.

También es fundamental que tenga claridad para salir jugando desde atrás con balón dominado.

"Lleva mucho trabajo. Por dicha hemos tenido un par de semanas asumiendo la idea del profesor (Óscar Ramírez). En Selección hay más exigencia y simplemente se debe cambiar el chip, lo que se trabaja en Alajuela es totalmente diferente de lo que se trabaja aquí", agregó Gutiérrez.

Ya Benito Floro fue enfático en que Kenner seguirá jugando del mediocampo hacia adelante, aunque todo va a depender de la propuesta que pretenda implementar el equipo en cada partido.

En la Nacional le llegará su gran oportunidad en el certamen regional, junto a futbolistas que conoce bastante bien y probablemente le facilitarán el trabajo.

Uno de ellos es Johnny Acosta, que se toma con sorpresa la posición de Gutiérrez en la Liga.

"A Kenner lo conozco desde hace muchos años y sabemos que puede aportar, sabemos donde realmente es fuerte. También el profesor Ramírez lo conoce hace mucho tiempo y sabe cómo explotar sus virtudes", apuntó Acosta.