Alega que es muy fácil buscar a un culpable, pero que todo el equipo se respalda

Por: Fiorella Masís 23 julio
El lateral costarricense José Andrés Salvatierra intenta despejar el balón antes de que lo reciba el estadounidense Jorge Villafana.
El lateral costarricense José Andrés Salvatierra intenta despejar el balón antes de que lo reciba el estadounidense Jorge Villafana.

Dallas, Texas

El lateral José Andrés Salvatierra se sacude de cualquier responsabilidad en el primer gol de Estados Unidos, en el juego del sábado por la noche en que la Selección Nacional cayó 2-0 en la semifinal de la Copa Oro.

Esa anotación estuvo precedida de dos detalles que terminaron por cambiar un partido que hasta ese momento se encontraba parejo.

Primero, Yeltsin Tejeda y David Guzmán no pudieron frenar a Clint Dempsey, quien corrió a sus anchas por el centro del terreno de juego, pero después, Jozy Altidore ingresó con libertad tras robarle la espalda a Salvatierra.

El lateral derecho se vio superado y el delantero estadounidense solo tuvo que definir ante un Patrick Pemberton indefenso.

Pese a ello, Salvatierra cree que fue una acción normal que finalmente Altidore supo definir de buena forma.

"Tal vez yo tenía mi perspectiva en el momento, simplemente no salió lo que pensé y listo. Él (Altidore) queda en el mano a mano y logra concretar", mencionó el zaguero.

Salvatierra agregó que es "muy fácil" señalarlo cuando no se está en el terreno de juego, pues influyen muchos factores.

José Andrés Salvatierra libra una batalla contra Michael Bradley (en el suelo) en procura del esférico.
José Andrés Salvatierra libra una batalla contra Michael Bradley (en el suelo) en procura del esférico.

"Es muy fácil que usted venga simplemente a señalar y buscar un culpable, sé que la pregunta va directa buscando un culpable, pero acá todos nos respaldamos", respondió el jugador a este medio cuando se le consultó qué pensaba sobre ese gol.

El defensor agregó que esa llegada fue la única que tuvo su rival en un mano a mano, pero después de ahí no fue superior a Costa Rica.

"La diferencia la marca simplemente la contundencia que tuvieron ellos en esa jugada (...), en el resto fue un partido equiparado en el que supimos contener el ataque de ellos, donde tuvimos opciones para abrir el marcador, pero nos toca irnos con este sinsabor".

Como bien dice Salvatierra, justo antes de esa acción la Sele tuvo una posibilidad clara de anotar, pero Marco Ureña falló al momento de definir.

Dicha oportunidad pudo cambiar el encuentro, afirma Salvatierra.

"Pudimos abrir el marcador y hubiese sido otro partido, pero esto es fútbol, de eso se trata. Creo que también nos vamos con esa revancha para setiembre", concluyó Salvatierra, en referencia al partido que sostendrán ambas selecciones en Nueva Jersey, el 1.° de setiembre, como parte de la eliminatoria rumbo a Rusia 2018.