10 febrero, 2016
La defensa estadounidense Julie Johnston busca quitarle el balón a la delantera costarricense Melissa Herrera (7). | AP
La defensa estadounidense Julie Johnston busca quitarle el balón a la delantera costarricense Melissa Herrera (7). | AP

La imprecisión en los servicios y el nerviosismo ante un rival de la categoría de Estados Unidos fueron determinantes para caer por goleada 5-0 en el debut de la Tricolor en el preolímpico rumbo a la Olimpiada de Río 2016.

Raquel Rodríguez, integrante de la representación patria, comentó que les faltó mantener el bloque defensivo y los goles tempraneros acabaron con la estrategia del cuadro nacional.

“Sabíamos cómo juega los Estados Unidos. Tenemos claro que tienen un juego directo, muy físico, el cual intentamos contrarrestar con la posesión de la pelota, pero no nos salieron las cosas”, aceptó Rodríguez.

“Nos faltó conectarnos más en el terreno de juego, ser más precisas en el servicio, mantener el bloque defensivo para ir al ataque, unirnos. Eso no se dio y de allí el resultado. Ahora debemos pensar en los dos juegos que nos quedan”.

Por su parte, la estadounidense Alex Morgan, quien anotó el primer gol a los 12 segundos del compromiso, se mostró satisfecha por el buen resultado de su selección y ahora afirma que deben pensar en México, cuyo fútbol es muy similar al que presentaron las ticas.

“La primera anotación tan rápida nos ayudó a a posesionarnos en el terreno de juego y mató la confianza de Costa Rica, que no tuvo argumentos en la primera parte”, dijo Morgan, quien aprovechó los descuidos de la zaga tica.

“Ahora nos toca México, que tienen un estilo muy similar a Costa Rica. Es cierto que en los últimos torneos no las hemos enfrentado, pero son un rival de cuidado y serán nuestros scouts quienes nos ayuden a descifrar su accionar”.