Apenas la Sele llegó a su hotel en Fortaleza, decenas de aficionados animaron al equipo patrio en una señal clara de que le dan todo el respaldo para el cotejo ante los charrúas.

Por: Kenneth Hernández Cerdas 12 junio, 2015
Frente al hotel en Fortaleza, la afición costarricense le dejó claro a la Sele que estaba con ella de cara al debut.
Frente al hotel en Fortaleza, la afición costarricense le dejó claro a la Sele que estaba con ella de cara al debut.

Justo cuando más lo necesitaba, la Tricolor recibió el apoyo masivo de la afición costarricense previo a enfrentarse a Uruguay en su primer partido del Mundial Brasil 2014.

Apenas la Sele llegó a su hotel en Fortaleza, decenas de aficionados animaron al equipo patrio en una señal clara de que le dan todo el respaldo para el cotejo ante los charrúas.

Pese al extenso trayecto desde Santos, primero, hora y media en autobús y luego casi tres en avión, los seleccionados tuvieron el detalle de acercarse al grupo de costarricenses que, vestidos con la camiseta nacional, no dejaron de gritar y alentar.

“Aquí habemos más de 500 ticos, estamos deseosos de que llegue el partido contra Uruguay”, indicó Antonio Ocampo, un vecino de Santa Ana que no paró de gritar “ticos, ticos”.

Un cántico que tuvo eco entre la muchedumbre.

“Vinimos a recibir a la Selección. Los ticos hemos acaparado la ciudad de Fortaleza”, manifestó por su lado, Alonso Miranda, quien es vecino de Zapote.

Ambiente mundialista. Desde que llegó a Brasil el 10 de junio, el cuadro tico sintió el fuerte respaldo de sus compatriotas. Por ejemplo, durante un entrenamiento a puerta cerrada un costarricense llevó una bandera de 16 metros con cerca de 15 mil firmas impresas.

Asimismo, a la salida del hotel en Santos hubo una bulliciosa despedida que les erizó la piel a los jugadores por su emotividad.

Lea aquí "Sudar con el corazón" del Libro Un sueño redondo

Etiquetado como: