Por: Kenneth Hernández Cerdas 23 marzo
La histórica estampa de Hernán Medford después de anotar el 1-2 que le dio la victoria a Costa Rica en México.
La histórica estampa de Hernán Medford después de anotar el 1-2 que le dio la victoria a Costa Rica en México.

Redacción

Los días previos al juego México-Costa Rica son diferentes para Hernán Medford. Él que fuera el héroe de Costa Rica en el histórico Aztecazo asume, sin proponérselo, un protagonismo absoluto.

Las imágenes de él sacudiendo la red mexicana y su particular festejo, arropado por una tupida mancha roja en el Estadio Azteca, aparecen una y otra vez en la pantalla chica, como aquella película clásica que por más veces que se repita, nunca aburre. Por el contrario, genera ganas de verla otra vez.

Hablar del Aztecazo es despertar un sentimiento de orgullo en Medford, quien admite, vive momentos particulares ya que, casi literalmente, su celular no para de sonar durante el día.

Aquel 16 de junio de 2001 no solo sigue fresco en la memoria del país, sino de la prensa mexicana que ha volcado su interés en poner de nuevo en escena a Hernán, el verdugo del Tri y responsable de endosarle a México la primera derrota en un juego eliminatorio en su mayor templo futbolístico.

"Me han llamado como nunca, el celular suena constantemente", reveló el exfutbolista quien confesó que por día atiende hasta 15 entrevistas de medios aztecas para hablar de aquel histórico triunfo en el Coloso de Santa Úrsula.

"La verdad uno siente bonito porque quiere decir que todavía hay un respeto. Precisamente hoy (ayer) un periodista decía 'dejen de estar llamando a Medford para hablar del Aztecazo pues hizo mucho más cosas que eso. Sin embargo para mí es normal que se hable del tema", expresó en charla con La Nación.

Para el hoy entrenador del Herediano que se fijen en él "es un orgullo porque no solo hablan de Hernán Medford sino de la Selección de Costa Rica que para mí es lo más importante", recalcó.

Hernán contó que él tiene la particularidad de que no apilar recuerdos materiales de la que fue su extensa carrera deportiva (jugó 18 años futbol profesional), de modo que del Aztecazo tiene lo que el país ha visto incansablemente estos días.

En su casa no tiene un DVD con aquel partido ni tampoco uno exclusivo con el famoso gol a México.

"Mucha gente me enseña el video, la verdad no soy de verlo mucho, pero cuando lo hago es tan sencillo como buscarlo en You Tube", dijo entre risas.

También detalló que no conserva ni la camiseta con la que le anotó a Oswaldo Sánchez ya que "el mejor recuerdo está siempre con uno; para mí es suficiente".

¿Cuándo se dejará de hablar del Aztecazo? Hernán lo tiene claro: "Acabará cuando otra selección de Costa Rica gane de nuevo en el Azteca. A mí me encanta hablar de eso, pero ojalá sea pronto porque eso significaría que volvimos a triunfar allá. Yo deseo que se repita la historia", concluyó.