El volante de Honduras, Mario Martínez, aseguró este domingo en conferencia de prensa que la Selección de Costa Rica va a encontrarse el peor ambiente, en el partido este martes en el Estadio Francisco Morazán, en San Pedro Sula, rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Por: Juan Diego Villarreal 27 marzo
El técnido Hernán Medford estuvo este domingo en el banquillo del Eladio Rosabal Cordero, donde su equipo derrotó 3-1 a la Universidad de Costa Rica.
El técnido Hernán Medford estuvo este domingo en el banquillo del Eladio Rosabal Cordero, donde su equipo derrotó 3-1 a la Universidad de Costa Rica.

Jugar en el Estadio Francisco Morazán de Honduras, con un ambiente hostil y con un calor infernal, no es novedad para el técnico Hernán Medford, quien en la campaña 2013-2014 dirigió al Real España, conjunto con el cual ganó un título nacional.

Es por eso que Medford le respondió al volante de la H, Mario Martínez, quien este domingo en conferencia de prensa manifestó que la Selección de Costa Rica va a encontrarse el peor ambiente en el duelo pactado el martes a las 3 p. m. en el reducto de San Pedro Sula.

"A ese hondureño (Mario Martínez) hay que decirle que somos 11 contra 11. ¿Qué, van a meter al ejército o la afición al campo, o qué? Vamos con todo, futbolísticamente hablando. Es una guerra futbolística", delimitó Medford.

"No sé a qué se refiere (Martínez) que Costa Rica va a jugar con el peor ambiente. No sé si es que se van a meter los aficionados o van a jugar con 13 jugadores los hondureños. En la cancha son 11 contra 11 y no se puede meter nadie. No hay por qué presionarse o asustarse".

El estratega del Herediano agregó que los jugadores costarricenses están acostumbrados a jugar con presión, pues tienen mucho bagaje internacional, aunque agregó que sí vivirán una experiencia diferente al jugar en un escenario muy distinto a lo que están acostumbrados.

"Obviamente que es un estadio muy diferente a los que normalmente se utilizan en las eliminatorias. En su estructura es muy similar al estadio Eladio Rosabal Cordero, donde no hay pista y la gente está muy cerca, pero a diferencia de donde jugamos acá, tiene mallas altas, pero eso no es excusa para nuestros jugadores", recordó Medford.

En lo que sí hizo énfasis el entrenador del Team fue en el clima, al considerar que es una hora muy pesada para practicar fútbol e incluso cuando él era conductor del Real España trataba de no jugar en ese horario, prefería hacerlo al anochecer.

"El clima es fatal. Es más o menos como jugar en el Lito Pérez de Puntarenas y siento que los dos equipos podrían resentirlo, no solo Costa Rica. Ambas selecciones están presionadas: Honduras, si pierde, queda con dificultad para llegar al Mundial y Costa Rica, si pierde, se mete un poco en problemas, por lo que es un partido de presión de números para las dos selecciones", puntualizó Medford.