La lista final quedará en cinco o tres y será depurada en lo que resta de este mes

Por: Juan José Herrera Ch. 3 septiembre, 2014

Sobre la mesa de la Federación Costarricense de Fútbol ya solo quedan 12 currículos de los poco más de 20 que desde hace unos 15 días entraron en el análisis final.

En la lista “hay de todo”, según dijo el presidente de la Comisión de Selecciones, Adrián Gutiérrez, desde nombres atractivos hasta otros que no terminan de convencer a los dirigentes, y algunos con pretensiones económicas casi restrictivas para las arcas de la Fedefútbol.

“Ahorita mismo ese tema está suspendido por la Copa Centroamericana, vamos a concentrarnos en eso una vez que el torneo acabe y en unos 15 días esperamos poder estar presentando una terna final o unos cinco nombres entre los que estaría el nuevo técnico de la Selección”, aseguró Gutiérrez.

El directivo señaló que ese proceso de depuración en la lista estará sujeto a la inminente aprobación de una tabla que permitirá evaluar a cada candidato y otorgarle un puntaje, de manera que al final sean los mejor calificados los que lleguen a optar por el puesto.

“Estamos a la espera de que se apruebe ese documento, es una especie de base curricular que nos permita tabular toda la información y así valorar cada nombre.

“Ahí deberían estar los puntos que ya hemos discutido en el pasado (idioma, experiencia, disposición, salario y demás) junto a otros más profundos, cosas un poco más detalladas que creemos que tienen una relevancia grande en esa decisión última. Sabemos que es difícil que alguien cumpla con todo, pero sería esperable que el que mejor puntaje tenga es el que más se acerca a lograrlo”, añadió.

La Fedefútbol apostaría a un técnico de “cartel” para arrancar con el proceso rumbo al Mundial de Rusia 2018, un riesgo que ya se corrió con el argentino Ricardo La Volpe pero que la exigencia obligaría a repetir. | ARCHIVO
La Fedefútbol apostaría a un técnico de “cartel” para arrancar con el proceso rumbo al Mundial de Rusia 2018, un riesgo que ya se corrió con el argentino Ricardo La Volpe pero que la exigencia obligaría a repetir. | ARCHIVO

Presión. En ese afán de la Fedefútbol por llegar al mejor puerto posible, la discusión sobre la viabilidad de fichar a un técnico de una pretensión económica alta para un proceso tan joven no se discute, aún con la experiencia que dejó la firmar hace cuatro años del argentino Ricardo Antonio La Volpe.

Si bien el tema de pagar una cifra que se sabe alta siempre pesa, la proyección que la Federación y la Selección están obligadas a dar luego de ese octavo lugar en Brasil no admite ensayos ni regateos.

Adrián Gutiérrez aseguró que, al igual que se hizo con La Volpe, se buscará conseguir patrocinios que vayan directamente a apoyar el pago del salario del seleccionador, pero que también es prudente esperar que lleguen los dineros del premio del Mundial para empezar a negociar esos términos.

Pero, enfatizó Gutiérrez, más allá de lo que se pague debe existir consciencia en el nuevo técnico de la situación real del medio costarricense y principalmente satisfacción por el acuerdo firmado.

“En el pasado sucedió que el técnico parecía que pensaba que se le estaban pagando migajas, que no recibía lo que merecía pese a que así se acordó. Eso es lo que menos queremos, queremos a alguien comprometido, que esté satisfecho y que valore el esfuerzo que se hace por pagar esas cifras en un medio como el nuestro”, finalizó.