Así se desprende de un documento entregado a La Nación por el departamento de contabilidad de la Fedefútbol, en el que se consigna el monto que recibió cada integrante del Comité Ejecutivo.

Por: Ferlin Fuentes 16 octubre, 2015

La Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) repartió ¢67 millones entre 12 dirigentes para gastos discrecionales fuera del país, en todo el 2014 y entre enero y agosto de este año.

Así se desprende de un documento entregado a La Nación por el departamento de contabilidad de la Fedefútbol, en el que se consigna el monto que recibió cada integrante del Comité Ejecutivo.

Los beneficiarios no están obligados a detallar en qué gastan esos recursos, por lo que no deben entregar facturas, a diferencia de los viáticos, los cuales también reciben.

Cada vez que alguno de ellos sale del país como representante de la Federación, ya sea para participar en reuniones o congresos de la Concacaf o la FIFA, o a giras con alguna selección, tienen cubierto el tiquete aéreo, el hospedaje y la alimentación.

También les dan el dinero para “gastos de bolsillo”, que para este 2015 es de entre $125 y $165 por día (de ¢67.500 a ¢89.100), según el país que se visita, y tiene un aumento cada año.

Estos recursos provienen del presupuesto de la Federación, que principalmente se alimenta de patrocinios, incluyendo los derechos de transmisión de los partidos de la Sele.

Eduardo Li, expresidente de la Federación, es quien recibió más dinero por "gastos de bolsillo" en ese período, con $25.938 (cerca de ¢14,1 millones).

El 27 de mayo Li fue detenido en Suiza como parte de una investigación que realiza Estados Unidos a altos dirigentes de FIFA por presunta corrupción.

Los otros beneficiados son Rodolfo Villalobos, actual presidente, Víctor Hugo Alfaro, vicepresidente, así como los directores Noel Ibo Campos y Sergio Hidalgo. Además, los fiscales William Sequeira y Evert Ortega, y el actual gerente financiero de la Federación, Gustavo Flores.

En la lista están los exfederativos Eduardo Li, Juan Carlos Román, Miguel Chacón, Jorge Hidalgo y Fernando Quirós.

infografia
También los seleccionados y el personal administrativo tienen derecho a esos fondos.

Rafael Vargas, secretario general de la Fedefútbol, lo define como una "regalía", pues ningún federativo percibe salario por su labor en el fútbol, a excepción de la dieta de $50 (¢27.000) por sesión, con un máximo de tres al mes.

Acuerdo entre dirigentes y seleccionados
Acuerdo entre dirigentes y seleccionados

"Está pactado con los jugadores y se le cancela a las selecciones. No se liquida; el delegado que viaja con el equipo no tiene que detallar en qué gasta el dinero, es de uso personal", indicó Vargas.

Los montos los definen entre los federativos y los líderes de la Selección Mayor.

"Es importante hacer una diferencia entre lo que es un viático y el 'gasto de bolsillo'. Con los viáticos se saldan imprevistos y otros gastos menores que puedan darse durante el viaje, por ejemplo, si un jugador se lesiona y necesita algún examen", agregó.

Vargas considera necesario otorgar un monto para gastos personales porque la persona que viaja, por lo general deja de percibir ingresos ordinarios.

"Parte del Comité Ejecutivo labora para empresas privadas y se debe pedir vacaciones o permisos sin goce de salario. Los que trabajan en lo propio cierran sus oficinas, esto compensa", dijo