Por: José Pablo Alfaro Rojas 22 julio

En un mes y nueve días, la Sele se medirá con EE. UU. por la eliminatoria y el timonel Óscar Ramírez ya recibió un anticipo de lo que puede esperar de la faceta táctica del estratega Bruce Arena.

Clint Dempsey ingresó en el segundo tiempo para dar una asistencia y anotar un gol. En la imagen lo referencia Johnny Acosta. | AFP
Clint Dempsey ingresó en el segundo tiempo para dar una asistencia y anotar un gol. En la imagen lo referencia Johnny Acosta. | AFP

En el estilo norteamericano predominan las combinaciones y el juego de primera intención. La Mayor resintió el toque rápido de los gringos en zona ofensiva.

También sufrió con el pressing en la zona medular, lo que obligó a Bryan Ruiz a retroceder unos metros para darle salida a la Sele.

En EE. UU. todavía sigue siendo fundamental Clint Dempsey. El volante ofensivo de 34 años ingresó de variante en el segundo periodo y acabó traduciendo su presencia en el campo en una asistencia para Jozy Altidore y un gol.

“La entrada de Dempsey le dio un segundo aire a Estados Unidos y ahí fue cuando lograron sentenciar el compromiso”, destacó el capitán Bryan Ruiz.

El veterano, junto a Michael Bradley y Altidore, siguen siendo claves para los del Tío Sam.

La gran ausencia para este compromiso, y que posiblemente sí estará el 1.° de setiembre en la eliminatoria, es el volante ofensivo del Borussia Dortmund, Christian Pulisic, pieza vital.

Por el contrario, la Sele descifró algunas de las debilidades del equipo de Arena.

Cuando la Selección Mayor cerró los espacios y retrocedió la línea de presión, al rival le costó en demasía superar la zaga Tricolor.

Pese a las ausencias marcadas (Christian Bolaños, Celso Borges, Christian Gamboa, Rónald Matarrita, Bryan Oviedo y Joel Campbell), la mayor complicó a EE. UU. por lapsos.