Futbolistas admiten que deben mejorar, pero niegan que haya divisiones y que todo sea tan malo como muchos creen

Por: Fanny Tayver Marín 14 noviembre
Francisco Calvo trata de frenar al húngaro Daniel Bode. Foto: AFP
Francisco Calvo trata de frenar al húngaro Daniel Bode. Foto: AFP

Se acabó el año para la Selección Nacional en cuanto a partidos se refiere, con un panorama no tan claro, a escasos siete meses del Mundial de Rusia.

Los resultados en esta gira a Europa alimentan las dudas que ya se traían desde la recta final de la eliminatoria.

La derrota del sábado por 5-0 en Málaga ante España y la pérdida de este martes por 1-0 en Budapest contra una débil Hungría, que no se clasificó a la Copa del Mundo, resultan inquietantes y disparan las críticas.

No tanto en sí por los fogueos, porque estos partidos sirven para que Óscar Ramírez pruebe a hombres que se jugaban su último cartucho para subirse al avión mundialista.

La preocupación aumenta porque los mismos futbolistas que son la base de la escuadra patria no se ven bien.

Y lo que ocurre es que la Sele se olvidó de ganar, desde los partidos que no eran de prueba y error, como algunos podrían ver estos amistosos.

Costa Rica alineó con Leonel Moreira, Daniel Colindres, Óscar Duarte, Celso Borges, Osvaldo Rodríguez, Giancarlo González, Rodney Wallace, Johan Venegas, Cristian Gamboa, Rónald Matarrita y Kenner Gutiérrez. Foto: AFP
Costa Rica alineó con Leonel Moreira, Daniel Colindres, Óscar Duarte, Celso Borges, Osvaldo Rodríguez, Giancarlo González, Rodney Wallace, Johan Venegas, Cristian Gamboa, Rónald Matarrita y Kenner Gutiérrez. Foto: AFP

La última vez que la Nacional cosechó un triunfo fue el 1.° de setiembre en Nueva Jersey, contra Estados Unidos.

Después de esa victoria con un doblete de Marco Ureña frente a un cuadro estadounidense que quedó fuera del Mundial, Costa Rica empató en casa contra México (1-1) y también quedó tablas con Honduras (1-1).

En el último partido de la hexagonal, en Ciudad de Panamá, la Sele perdió 2-1.

Luego de esos juegos por competencia, vinieron estos dos amistosos en Europa.

"El grupo está muy unido, muchas veces se inventan cosas, se hablan cosas extra, acá no hay divisiones y tenemos un técnico que nos clasificó una fecha antes de que se terminara la hexagonal", mencionó Francisco Calvo en la transmisión en vivo de YashinQuesada.com.

Para él, quienes en este momento ponen en tela de duda si Óscar Ramírez es el hombre indicado y adecuado para que dirija a Costa Rica en la Copa del Mundo, no analizan bien las cosas.

"Cuando se clasificó Óscar era el mejor y ahora por perder los dos partidos en lo quieren hacer ver como el peor. Él es un gran entrenador que tiene cosas buenas y vamos a muerte con él", afirmó Calvo.

Mientras que Christian Bolaños indicó: "Tenemos que mejorar, el grupo está para más. Obvio los resultados no son los que queríamos, pero estos son partidos de preparación para ver jugadores nuevos, sistemas".

José Guillermo Ortiz ingresó de cambio. Foto: AFP
José Guillermo Ortiz ingresó de cambio. Foto: AFP

Con toda su experiencia, el volante cuenta que esta eliminatoria es la más tranquila en la que ha estado y "lo que se diga ahora tenemos que ver de dónde viene".

"La afición espera mucho de este grupo por todo lo que hemos dado, pero que se diga que un jugador decide cosas, eso está mal, porque en ocho años, los líderes que hemos estado lo hemos hecho bien".

Recordó que el fútbol es de momentos y que ante cualquier circunstancia, hay que mantener la calma.

"No nos podemos volver locos. Después de lo que fue el fogueo contra Japón (antes de Brasil 2014) no daban ni un cinco por nosotros, pero le hemos dado mucho a Costa Rica y nos exigen por eso. Tenemos que prepararnos bien, viene lo más difícil y no vamos a perder la cabeza por lo que pasó en esta gira", citó Bolaños.

Él recalca que se cuando se practican situaciones nuevas y se ven jugadores distintos, se corre el riesgo de que las cosas no salgan del todo bien y que eso es algo que la afición no entiende.

"No hay que alarmarse, las conclusiones de esto el profesor las va a sacar, pero no que se diga que este grupo está secuestrado por los líderes, como afirmó Rolando Fonseca. No hay divisiones, siempre hay grupos, como en cualquier trabajo", reseñó.

Para Bolaños, tan solo basta con revisar el nombre de algunas selecciones que no se clasificaron al Mundial, como Holanda, Chile e Italia para realmente valorar lo que ha hecho Óscar Ramírez con la Tricolor.

El 1.° de diciembre, Costa Rica conocerá el nombre de sus rivales en el Mundial de Rusia.