Por: Esteban Valverde 23 octubre, 2015
Sergio Ramírez fue una de las sorpresas en el once estelar de Marcelo Popeye Herrera, timonel patrio, quien decidió enviar a Andy Reyes al banco de suplentes.
Sergio Ramírez fue una de las sorpresas en el once estelar de Marcelo Popeye Herrera, timonel patrio, quien decidió enviar a Andy Reyes al banco de suplentes.

Sergio Ramírez tuvo en sus pies la oportunidad de anotar al 12’, pero su remate de penal fue detenido por Aleksandr Maksimenko. Aún así, el juvenil no se achicó y buscó con esfuerzo y entrega la revancha.

Al final el fútbol le dio otra oportunidad y no la desaprovechó. Al 71’ consiguió la diana tica luego de una gran jugada de Barlon Sequeira, quien penetró por el sector izquierdo.

Ramírez vio venir el balón y sin pensarlo dos veces le pegó de seguido de pierna izquierda, y logró que el esférico se colara en una esquina de Maksimenko.

El tanto significó el 1 a 0 que puso a soñar a Costa Rica con su segunda victoria consecutiva en el Mundial de Chile, aunque al final el cotejo terminó empatado.

Ramírez fue una de las sorpresas en el once estelar de Marcelo Popeye Herrera, timonel patrio, quien decidió enviar a Andy Reyes al banco de suplentes.

Herrera declaró, luego del encuentro, que está muy satisfecho con el nivel que muestran sus muchachos en el certamen.

“Fue una injusticia tremenda dejar gente en Costa Rica, ya que confío en todo el grupo. Acá se nota que a quien le toca cumplir una función dentro del campo, sabe muy bien lo que tiene hacer”, dijo Herrera en declaraciones al departamento de prensa de la Federación Costarricense de Fútbol.

Herrera dice que el juego ante Corea del Norte, el domingo a las 4 p. m., será muy complicado.

“Ellos son de mucho cuidado. Individualmente es un equipo muy fuerte, que tiene una delantera muy potente”, finalizó el estratega de la Tricolor .