Por: Esteban Valverde 6 septiembre, 2016
Esteban Alvarado respondió cuando lo exigieron. | JOSÉ CORDERO
Esteban Alvarado respondió cuando lo exigieron. | JOSÉ CORDERO

El gol que recibió en los instantes finales del juego ante Panamá dejó un sinsabor en el guardameta Esteban Alvarado.

En general, el arquero respondió cuando los panameños acecharon su puerta, sin embargo, le resultó imposible mantener su guarida limpia.

Cuando abandonó el campo, el rostro del cuidapalos reflejó la sensación de no quedar del todo a gusto con lo realizado.

El canalero Luis Tejada le sacudió los cordeles mediante una pena máxima, en el 90’+1.

El espigado portero registró anoche su primer duelo de carácter eliminatorio.

Sobre la valoración de su rendimiento expresó: “Estoy muy contento, sabía la magnitud de lo que representa un partido eliminatorio”.

Habitualmente arriba suyo tiene a Keylor Navas y a Patrick Pemberton.

Para Alvarado, más allá del trabajo personal, lo relevante fue que la Sele cumplió con creces su labor en esta fase.

“Gracias a Dios pudimos culminar con un buen partido, con los tres puntos y sobre todo con el primer lugar del grupo”, dijo el cancerbero patrio.

Para la etapa siguiente, según el portero, será fundamental ganar todos los juegos en casa, una norma aplicada en la ruta que lleva a Rusia 2018.

“Hay que remarcar esa fortaleza de local”, manifestó.

Etiquetado como: