La portera nacional bloqueó la principal fortaleza de La Roja : los centros al área

Por: José Pablo Alfaro Rojas 10 junio, 2015

La misión de la guardavallas costarricense Dinnia Díaz iba más allá de pararse bajo los palos y repeler los disparos de las españolas. Ella debía estar muy solvente en el juego aéreo para minimizar la principal arma de La Roja : los centros al área.

La portera estuvo implacable en las alturas y custodió su arco con una solidez tremenda durante los 90 minutos.

“Este era nuestro sueño y cada una dio el máximo esfuerzo. Estoy muy contenta porque se rescató un punto que es importantísimo y que nos da mucha motivación para el próximo partido”, aseguró Díaz mediante el departamento de Comunicación de la Fedefútbol.

En los últimos 12 minutos del juego, cuando el cansancio pesaba y España insistía en busca de la anotación que le diera los tres puntos, Dinnia tuvo tres intervenciones muy claras.

La más importante fue un remate cerca de su área de la delantera Irene Paredes; la meta logró desviar el disparo y mandarlo al tiro de esquina.

Clave. La entrenadora Amelia Valverde destacó el potencial de su guardameta, sobre todo en ese cierre trepidante del cotejo.

“Me parece que se cumplió en lo defensivo, sumado a la gran labor de Dinnia Díaz, quien fue determinante en dos o tres ocasiones”, dijo la seleccionadora nacional.

Ciertamente, la meta de 1,70 de estatura mostró una mejoría grande en su juego aéreo con respecto a lo que hizo en el Premundial, en el que fue clave en la tanda de penales, pero dudó algunas veces en las salidas.

Esta vez, la guardavallas nacional no titubeó y le transmitió seguridad a una defensa que se mostró aplomada en la marcación y en las coberturas.

“Uno entrena y se sacrifica muchísimo. Hay que estar preparada de la mejor manera. Para eso estoy, para defender y que no entren los goles”, concluyó.

Etiquetado como: