Gloriana tiene la musculatura de una joven de 20 años; la entrenadora Amelia Valverde dice que está en la lista para competir y seguir mejorando

 21 mayo, 2015
Gloriana Villalobos, en un juego amistoso de la Sub 17 ante China en el estadio Ecológico.
Gloriana Villalobos, en un juego amistoso de la Sub 17 ante China en el estadio Ecológico.

Aserrí

Gloriana Villalobos apenas tiene 15 años, pero su desarrollo físico es similar al de sus compañeras de 20. Antes de dar la lista definitiva para el Mundial Mayor de Canadá, la entrenadora Amelia Valverde estudió el biotipo de la joven mediante exámenes médicos y determinó que está preparada para jugar con futbolistas mayores que ella.

Por eso, la niña habilidosa, delgada y rubia que emocionó a la feligresía durante el Mundial Sub-17 en Costa Rica, se metió en la lista. Esta vez, sin el protagonismo de antes y consciente de su labor dentro del grupo: aprender, solo aprender.

"En algún momento del Premundial me sentía triste porque tal vez no conocía muy bien al grupo, y Shirley (Cruz) me dijo: 'aprenda, que en un tiempo usted será la que le enseñe a las futuras generaciones'. Trato de crecer todos los días”, contó Gloriana.

La pequeña jugadora que usted miró en el Estadio Nacional o por televisión ha cambiado un poco. Ciertamente ha crecido en masa muscular, en gran medida, por el trabajo diferenciado que realiza con los preparadores físicos.

Según el médico de la Sele, Jimmy Méndez, la musculatura de Gloriana está por encima de la de algunas jugadoras experimentadas. Pero, ¿cuánto puede aportarle realmente esta quinceañera al equipo?

Su entrenadora asegura que tiene el talento para luchar por un puesto, aunque eso no le garantiza que tendrá minutos.

Ciertamente, el peso del mediocampo Tricolor lo cargan Shirley Cruz, Katherine Alvarado y Raquel Rodríguez, futbolistas que a los 15 años ya jugaban algunos partidos con la Mayor, pero quizás no tuvieron la exposición de Villalobos.

“Creemos que ella puede competir por un espacio. Ella es una jugadora con muchísimo talento y considero que está en capacidad para estar en la Mayor”, explicó Valverde.

Las líderes del plantel se han encargado de aconsejar a la joven, le han explicado que en este Mundial tiene que ser como una esponja, que absorba cada experiencia.

Por su parte, la capitana Shirley Cruz considera que el cuerpo de la juvenil aún no está preparado para chocar con jugadoras adultas.

Al igual que Gloriana, hay otras dos futbolistas en la lista que aprovecharán la primera cita Mayor de la historia para madurar: Paula Coto y Emilie Valenciano, ambas mundialistas Sub-17.

Según Cruz, es necesario que cada una de ellas tenga claro su rol.

"Gloriana no está para chocar con ninguna de las grandes. El debate no existe, Gloriana está nada más para que aprenda. A ella le tocará ver en este Mundial qué le favorece para seguir mejorando", afirmó Shirley, luego de la juramentación del combinado patrio.

Mientras, Katherine Alvarado, quien debutó en la Mayor cuando tenía 15 años, pasa muy pendiente del desarrollo de la joven.

En varias oportunidades le recordó su papel dentro de la Sele y le pidió que aproveche cada momento, pues en poco tiempo le tocará ser la que dirija a los nuevos talentos.

“Con la edad que tiene Glori, la experiencia que va a adquirir en el Mundial es clave. Cuando hablamos con ella siempre le decimos que es una afortunada porque disputó un Mundial en Costa Rica y la gente la conoció. Es una responsabilidad para ella y es algo muy bonito”, aseguró.

Por el momento, la joven se prepara con ilusión para la Copa Mundo, que empieza el 6 de junio. Guarda la esperanza de jugar y espera que en su 'cole', el Metodista', le metan el hombro durante el mes mundialista y no la reprueben por ausencias.

"Uno debe ir a jugar como lo sabe hacer. Creo que este equipo se caracteriza por el toque y el coraje y eso es lo que quiero", concluyó la colegiala.